Estudio indica que hijos de migrantes presentan mayores niveles de tristeza

Esta es la primera investigación que analiza el comportamiento de menores con base en la situación migratoria de las madres.
Inmigrantes asistieron a un taller ofrecido por el Programa de Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA por sus siglas en inglés), el 18 de febrero de 2015.
Aproximadamente la mitad de los inmigrantes sin autorización que residen en Estados Unidos viven con menores de 18 años. (AFP)

Nueva York

A pesar de que muchos son ciudadanos estadunidenses, los niños de origen mexicano con madres sin autorización para vivir en Estados Unidos presentan mayores niveles de tristeza, aislamiento social y hasta agresividad que los del mismo origen con progenitoras sin problemas migratorios,  señaló un estudio difundido por la Universidad Estatal de Pennsylvania y de Hunter College en Nueva York

Ambas instituciones elaboraron una investigación a la que consideraron la primera que analiza diferencias en las actitudes de menores basándose en el estatus migratorio de sus madres.

"Existen muchas familias en Estados Unidos con al menos un padre indocumentado pero no sabemos mucho sobre los niños de esas familias", dijo Nancy Landale, profesora de Sociología y Demografía en la Universidad Estatal de Pennsylvania y principal autora del estudio.

Landale destacó que las razones de los mayores problemas de salud mental por parte de niños de origen mexicano con madres sin autorización es que enfrentan desafíos únicos debido a la falta de oportunidades que sufren sus progenitoras.

Sentirse inferior o no querido o pelearse a menudo con otros niños y desobedecer son algunos de factores que los académicos analizaron.

El estudio, financiado por el Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano, se realizó a través de entrevistas a madres de más de 2.500 niños del condado de Los Ángeles de entre tres y 17 años. Un 36% tenía una madre que vive ilegalmente en el país.

A pesar de que muchos no tienen problemas migratorios porque nacieron en Estados Unidos, Landale indicó que el hecho de que su madre viva ilegalmente en el país parece afectar más al menor que a la propia madre.

"Hay evidencia de que mujeres inmigrantes y especialmente mujeres mexicanas inmigrantes presentan menores niveles de depresión que otras nacidas en el país", dijo la experta.

Según el centro de investigación Pew, más de la mitad de los 11 millones de inmigrantes sin autorización del país son mexicanos. Aproximadamente la mitad de los inmigrantes sin autorización que residen en Estados Unidos viven con menores de 18 años.

El informe será publicado en la edición de marzo de la revista "Journal of Health and Social Behaviour".