Sitio pro-Trump llama al boicot de Kellogg’s

El gigante cerealero dejó de anunciarse en la plataforma ultraderechista, dirigida por Steve Bannon, jefe de estrategia del presidente electo.
Donald Trump a su llegada ayer al aeropuerto de Indianápolis, en Indiana, donde arremetió contra Carrier.
Donald Trump a su llegada ayer al aeropuerto de Indianápolis, en Indiana, donde arremetió contra Carrier. (Mike Segar/Reuters)

Washington

Kellogg’s se enfrenta a un boicot organizado por Breitbart News, una plataforma de noticias simpatizante de Donald Trump, tras la decisión del gigante de los cereales de dejar de anunciarse en ese medio.

Último choque entre el marketing corporativo y la política, Breitbart llamó a sus lectores a no comprar productos de Kellogg’s en protesta contra el “acto de discriminación e intenso prejuicio” de la compañía.

Breitbart, una plataforma de noticias en línea de extrema derecha conocida por sus opiniones sin restricciones y acusada de alimentar el prejuicio racial, se alineó con Trump durante la campaña para la carrera a la Casa Blanca y su director ejecutivo, Steve Bannon, fue designado jefe de estrategia del presidente electo.

Una portavoz de la Kellogg Company, Kris Charles, dijo que la decisión de dejar de incluir publicidad en Breitbart “no tuvo nada que ver con la política.

“Regularmente trabajamos con nuestros socios comerciales de los medios para asegurarnos de que nuestros anuncios no aparezcan en sitios que no están en línea con nuestros valores, como se establece en nuestras pautas publicitarias”, dijo en un comunicado.

“Esto implica revisar los sitios web donde los avisos podrían ser ubicados usando filtros tecnológicos que evalúan las palabras y las frases utilizadas en la plataforma (...). Supimos por nuestros lectores de que nuestras publicidades aparecían en Breitbart.com y decidimos suspender esa publicidad”, apuntó.

Breitbart respondió con una petición en línea, #DumpKelloggs, y aseguró que su sitio es “la plataforma con contenido profamilia más grande de internet”.

La noticia se da justo después del llamado al boicot que hicieron algunos simpatizantes de Trump contra productos de PepsiCo y otras marcas, basados en rumores no verificados y supuestas críticas de algunos ejecutivos al republicano millonario.

MATTIS, AL PENTÁGONO

De otra parte, Trump anunció ayer en su primer mitin tras su victoria electoral del 8 de noviembre que nombrará al general retirado James Mattis para dirigir el Pentágono.

“Vamos a nombrar al Perro Rabioso Mattis como nuestro secretario de Defensa”, dijo Trump en Cincinnati, Ohio, refiriéndose al apodo de este antiguo jefe del Comando Central, lo que le daba autoridad en Irak y Afganistán. “Pero no lo anunciaremos hasta el lunes, así que no se lo digan a nadie”, añadió.

Mattis, de 66 años, necesitará un acuerdo especial del Congreso, ya que el jefe del Pentágono solo puede ser nombrado siete años después de haber dejado la carrera militar, y el militar se retiró en 2013.

En los últimos años, el general retirado de la Marina criticó la estrategia de Barack Obama en Irak, Afganistán y de la lucha contra el terrorismo en general, así como el acuerdo nuclear  firmado en 2015 con Irán.

Trump también prometió sanar las heridas de EU, diciendo que el país no tiene más opción que unirse y rechazar la intolerancia.

“Somos una nación muy dividida. Pero no vamos a seguir estando divididos por mucho tiempo”, dijo Trump ante miles de seguidores en un estadio.

“Condenamos la intolerancia y los prejuicios en todas sus formas. Denunciamos todo el odio y rechazamos con fuerza el lenguaje de exclusión y segregación”, agregó al tender la mano a sus rivales demócratas.

CLINTON YA AVENTAJA CON 2.5 MILLONES DE VOTOS: "THE NEW YORK TIMES"

La demócrata Hillary Clinton obtuvo más de 2.5 millones de votos más que su contrincante republicano, Donald Trump, ganador de las elecciones presidenciales del pasado 8 de noviembre, aseguró el periódico The New York Times, que ayer citó cifras no oficiales del Informe Cook.

Según el recuento hasta ahora, Clinton se hizo con 65.15 millones de votos y Trump con 62.62 millones. Sin embargo, esa ventaja no tiene importancia alguna para el resultado, pues el sistema estadunidense diferencia el voto popular del electoral, lo que permite que una persona no gane pese a haber obtenido más apoyo de la gente.

Trump ganó porque se hizo con la mayoría de los electores que representan a los distintos estados y se encargan de elegir al presidente. La ventaja de Clinton es ahora cinco veces mayor que la que obtuvo el demócrata Al Gore sobre George W. Bush en 2000. También Gore perdió el voto electoral aunque ganó el popular.  La ventaja de Clinton está alimentando el debate sobre el sistema electoral del país.

Con información de: DPA/Washington.