Sube a 589 la cifra de muertos por sismo en China

Hasta el lunes, los muertos por el sismo que azotó el domingo el suroeste de China eran 398, cifra que aumentó con el avance de los cuerpos de rescate en la zona, informó un coronel en el Ejército.

Ludian, China

La cifra de muertes por el sismo al sur de China aumentó a 589 hoy a medida que los rescatistas avanzaban hacia comunidades aisladas de las montañas para retirar escombros.

Hasta el lunes, el número de muertos por el sismo que azotó el domingo el suroeste chino era de 398, cifra que aumentó con el avance de los cuerpos de rescate en la zona.

Más de 2 mil 400 personas resultaron heridas en el movimiento telúrico de magnitud 6.5 grados ocurrido el domingo en el condado de Ludian, en la provincia de Yunnan, informó el gobierno provincial.

Se trata del sismo más letal en el país en cuatro años y la mayor emergencia que le haya tocado enfrentar al presidente Xi Jinping.

En una sede temporal de operaciones en el patio de una escuela secundaria en el poblado de Longtoushan, el más afectado por el desastre, un coronel en el Ejército de Liberación del Pueblo dijo que aún podría haber esperanzas de hallar sobrevivientes.

"Es posible que haya mucha gente que no podamos desenterrar nunca", dijo el coronel Feng, que no quiso dar su nombre completo porque no es un vocero oficialmente designado. "Pero aún hay esperanzas".

El brusco aumento en la cifra de víctimas se debió al arribo de los rescatistas a zonas previamente fuera de contacto, en pequeñas aldeas rurales alejadas de las ciudades principales, dijo Feng. Había informes de comunidades enterradas aun inaccesibles para los socorristas.

Unos 10 mil soldados y cientos de voluntarios acudieron a Ludian para despejar los caminos y desenterrar sobrevivientes, pero los aludes y las lluvias intensas entorpecen las labores.

El temblor afectó una zona de cuestas escarpadas y caminos angostos por donde no pueden transitar los vehículos enviados a socorrer a las poblaciones. Los aludes han precipitado rocas y tierra a los valles y rutas.

El clima era despejado el miércoles y los caminos a Longtoushan estaban atestados de ambulancias y vehículos militares, junto con residentes locales y voluntarios a pie.