Decenas de sirios intentan cruzar la frontera entre Marruecos y España

La policía española se vio obligada a cerrar el puesto fronterizo de Beni Enzar, el principal de los cuatro existentes en Melilla, ciudad española en el norte de África, mientras la ONU informa ...
Civiles sirios se reúnen en un punto de encuentro junto a vehículos de la ONU antes de ser evacuados de Homs
Civiles sirios se reúnen en un punto de encuentro junto a vehículos de la ONU antes de ser evacuados de Homs (AFP)

Melilla

Decenas de sirios intentaron hoy cruzar la frontera entre Marruecos y España en la ciudad española de Melilla (norte de África), informaron fuentes policiales. A consecuencia de esta avalancha, el puesto fronterizo de Beni Enzar, el principal de los cuatro que existen entre Melilla y Marruecos, fue cerrado por las policía española, aunque reabierto por la noche.

Las autoridades españolas tuvieron que cerrar la verja ante la llegada "en masa" de un grupo "numeroso" de sirios, que han intentado cruzar a territorio español "a la carrera", informaron a EFE las mencionadas fuentes policiales. Posteriormente, hasta el puesto fronterizo, se han desplazado varias patrullas de la Policía española, que han establecido un despliegue para evitar la entrada irregular y por la fuerza.

Sobre las 22:20 horas, una vez dispersado al grupo personas, se restableció el tránsito fronterizo, primero de peatones, y minutos más tarde de vehículos. Cientos de ciudadanos marroquíes que regresaban a su país tras pasar el día en Melilla se habían visto afectados por el cierre, pero finalmente han podido regresar a su país, al igual que algunos melillenses que retornaban a la ciudad.

De otra parte, la ONU informó hoy que 430 hombres de entre 15 y 55 años habían sido detenidos para ser interrogados cuando salieron de la ciudad vieja de Homs, en el centro de Siria, y que 181 fueron liberados enseguida. Entre estos últimos, 111 fueron liberados el miércoles y 70 hoy. "Pensamos que aún quedan dos mil personas en la ciudad vieja de Homs", precisó el portavoz de Naciones Unidas, Martin Nesirky.

El portavoz aseguró que la ONU "no ha recibido comunicación oficial" a propósito de una eventual prolongación de la tregua, que ha permitido, según él, la evacuación de al menos 1,370 civiles de Homs desde el viernes último. Pero los equipos de la ONU siguen en el lugar y continúan haciendo el seguimiento de los hombres que son detenidos e interrogados por los servicios de seguridad sirios tras su evacuación del reducto rebelde.

"Seguimos preocupados por su suerte", afirmó Nesirky, aunque siguió sin pedir su liberación inmediata como ya hicieron París, Londres y Washington. Desde el inicio del cese el fuego en Homs, la ONU entregó ayuda a 2,500 habitantes de la ciudad, incluyendo víveres para un mes. Según el gobernador de la region de Homs, Talal Barazi, la distribución de ayuda y las evacuaciones de civiles se reanudarán el viernes tras una suspensión de un día. La tregua que entró en vigor el 7 de febrero para permitir esas operaciones se mantendrá hasta el sábado de noche.

Mientras, helicópteros del régimen sirio atacaron áreas en control de los rebeldes en Alepo con bombas barril, causando la muerte de al menos 51 personas, afirmó hoy el opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos. El Observatorio dijo que 38 civiles, incluyendo a una familia de siete personas, así como 13 combatientes rebeldes murieron en los ataques del miércoles contra el norte de Alepo.

Unas 400 personas murieron por los barriles llenos de explosivos en Alepo desde que comenzaron las primeras conversaciones directas entre el gobierno sirio y la oposición en Ginebra el 22 de enero, indicó Rami Abdel Rahman, director del Observatorio con sede en el Reino Unido. Si bien no hubo discusiones entre las delegaciones del gobierno y la oposición hoy en Suiza, el moderador y enviado de la ONU y la Liga Árabe para Siria, Lajdar Brahimi, se reunió con diplomáticos rusos y estadunidenses. La segunda ronda de negociaciones comenzó el lunes con más retrocesos que progresos.

En tanto, en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas hubo negociaciones diplomáticas sobre una resolución para el acceso humanitario a Siria. Rusia hizo circular su borrador de resolución en respuesta a un texto propuesto el martes por Australia, Jordania y Luxemburgo. El actual borrador ruso no incluye sanciones en el caso de no cumplimiento y su adopción se vería relacionada a una declaración presidencial sobre el terrorismo, lo cual fortalecería al gobierno sirio en sus esfuerzos por combatir a los rebeldes, dijeron fuentes diplomáticas.

Australia, Luxemburgo y Jordania presentaron al Consejo de Seguridad un borrador de resolución que insta a la moderación de todas las partes. Según Naciones Unidas, casi la mitad de los 22 millones de sirios necesitan ayuda humanitaria. Cerca de siete millones de personas huyeron, la mayor parte como desplazados en su propio país. La resolución de Jordania, Luxemburgo y Australia reclama a todas las partes en conflicto acceso libre para las organizaciones de ayuda humanitaria y habla de sanciones si se niegan a ello.

En la ciudad central de Homs, la tercera mayor de Siria, un alto el fuego fue prolongado en tres días para permitir a los civiles abandonar el enclave rebelde, cercado. La noticia fue confirmada por el Observatorio. El portavoz de Naciones Unidas Martin Nesirsky dijo que 1,370 civiles fueron evacuados de la ciudad vieja de Homs desde la semana pasada y que dos mil personas siguen en el área.