Ataque aéreo sirio contra mercado en Alepo deja 33 muertos

Activistas locales elevaron a 40 la cifra de víctimas mortales tras disparar dos misiles un caza sirio sobre el barrio de Halak, controlado por los rebeldes, un día después que otro bombardeo en ...

Jerusalén

Al menos 33 personas murieron hoy en un ataque aéreo de las fuerzas del régimen sirio de Bashar al Asad sobre zonas controladas por los rebeldes en Alepo, en el norte de Siria, anunció el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH). El ataque, lanzado contra un concurrido mercado en el barrio de Halak, causó además numerosos heridos, indicó el OSDH, organización con sede en Londres que se basa en una amplia red de fuentes civiles, militares y médicas. El Centro de Medios de Alepo, dirigido por activistas locales, elevó la cifra de muertos a más de 40 y precisó que dos edificios de viviendas fueron destruidos.

"Un caza sirio disparó un misil en el barrio (de Halak) y pocos minutos después disparó otro", explicó el jefe del Observatorio, Rami Abdel Rahman. El Centro de Información de Alepo, dirigido por activistas locales, señaló que "dos edificios residenciales fueron destruidos y varias tiendas incendiadas". Los activistas colgaron un video en el sitio Youtube que muestra una ambulancia intentado abrirse paso en medio de las ruinas y fachadas de edificios muy dañadas.

Un hombre grita "¡Alá akbar!" (Dios es grande) mientras recoge y envuelve pedazos de cuerpos, se ve en el video. La localización del video no pudo ser inmediatamente verificada. El miércoles otro ataque aéreo contra una escuela de Alepo provocó 18 muertes, entre ellos diez niños, en el barrio de Ansari. Un habitante de la ciudad que ejerce de periodista, Mohamed al Jatib, explicó a la AFP por Skype que los niños estaban "celebrando una exposición de dibujos" cuando se produjeron dos ataques contra la escuela, con un intervalo de diez minutos.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) expresó la víspera su “indignación” por la última ola de ataques indiscriminados perpetrados contra escuelas y objetivos civiles en toda Siria que han dejado decenas de niños muertos y heridos. UNICEF hizo una vez más un llamado a todas las partes en el conflicto sirio para cesar de inmediato todos los ataques contra la población civil y respetar plenamente la protección especial que se otorga a los niños según el derecho internacional humanitario y de derechos humanos.

La violencia en Siria se incrementa a casi un mes de las elecciones presidenciales, en las cuales se han postulado hasta ahora 24 candidatos, entre ellos el presidente Asad, quien busca un tercer mandato de siete años. Pese al gran número de candidatos, al final quedarán como máximo siete porque sólo serán válidas aquellas candidaturas que obtengan el apoyo de al menos 35 de los 250 diputados del Parlamento unicameral, que únicamente pueden votar por un aspirante.

Siria tiene previsto celebrar comicios presidenciales el próximo 3 de junio, en medio de la guerra civil que ha dejado más de 150 mil muertos, 2.5 millones de refugiados y más de seis millones de desplazados desde marzo de 2011.