Retoman la tregua en Alepo; alistan evacuación de civiles

Se espera que hoy jueves reinicien los traslados de civiles de las zonas controladas por fuerzas rebeldes en la ciudad siria, misma que fracasaron con la reanudación de choques el miércoles.
El martes se había pactado un cese del fuego, que fracasó tras la reanudación de los enfrentamientos.
El martes se había pactado un cese del fuego, que fracasó tras la reanudación de los enfrentamientos. (Reuters )

Alepo

La situación en Alepo se calmó este miércoles luego de una jornada con fuertes bombardeos entre el gobierno sirio y los rebeldes, y después de que entrara en vigor un nuevo alto el fuego que podría ayudar a la evacuación de civiles de la zona.

Se espera que jueves inicien finalmente las evacuaciones de civiles y heridos de las zonas controladas por fuerzas rebeldes, las cuales se habían cancelado hoy más temprano, de acuerdo a portavoces de dos de los principales grupos opositores.

TE RECOMENDAMOS: Estado Islámico se apoderó de armamento abandonado en Palmira

Sin embargo, la milicia libanesa Hizbolá, un componente clave de las fuerzas que apoyan al presidente sirio Bashar Asad, advirtió que las conversaciones sobre la evacuación enfrentaban "complicaciones serias". Por su parte, un portavoz de una facción rebelde había dicho que el acuerdo no incluía la evacuación.

El martes se había pactado un cese el fuego, que fracasó rápidamente con la reanudación de los enfrentamientos. Ambos bandos se acusaron mutuamente de haber roto el acuerdo.

Una flota de autobuses del gobierno sirio que iba a llevar a cabo la evacuación de las zonas rebeldes abandonó la escena por la mañana luego de que reiniciaran los bombardeos, según informó una fuente progubernamental a dpa. "El retraso en la evacuación de los insurgentes, sus familias y otros civiles se debe a las diferencias entre los líderes insurgentes", añadió.

El Observatorio Sirio de los Derechos Humanos informó más temprano sobre los ataques cruzados. Reportó bombardeos aéreos contra la zona opositora, sin especificar el número de víctimas, y el lanzamiento de disparos de artillería por parte de los rebeldes contra áreas bajo control gubernamental, provocando la muerte de ocho personas. Además, informó sobre un ataque suicida con coche bomba, que mató al menos a otras diez personas e hirió a decenas.

El temor a saqueos, alimentado por informaciones sobre los robos de las milicias progubernamentales en las viviendas vacías, hicieron que algunos quemaran sus automóviles y sus efectos personales.

Los activistas y trabajadores médicos manifestaron su temor a represalias por parte de las fuerzas gubernamentales y sus aliados, entre ellos las milicias chiitas.

Por su parte, el presidente Al Assad apareció en una entrevista emitida por la televisión rusa. Dijo que el gobierno iba a continuar atacando a sus opositores después de reconquistar totalmente Alepo. "No habrá alto el fuego", señaló. Y aclaró que sólo los "terroristas" que se entregaran o abandonaran la zona iban a poder recibir indulgencia.

Además, dijo que si el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, decidía encarar la lucha contra el terrorismo en serio, sería un "aliado natural" de Siria. En este momento, aseguró, todos los grupos sirios a los que Estados Unidos considera opositores moderados en realidad son extremistas y terroristas.

El presidente sirio también dijo que los combates continuarían hasta que "todo el país esté limpio de terroristas", incluyendo a la ciudad antigua de Palmira.

Por su parte, Moscú también hizo referencia a los combates de la jornada. Cuando los rebeldes abrieron fuego contra los vehículos que habían llegado para evacuarlos, el Ejército debió avanzar, aseguró la agencia Tass, citando a personal militar ruso sobre el terreno.

TE RECOMENDAMOS: Activistas que documentaron la guerra en Alepo se despiden 

Según activistas, el barrio más golpeado es Saladino y sus alrededores. "El fuego de artillería es intenso. También oímos aviones", dijo un residente. Los habitantes y activistas volvieron a lanzar llamadas de auxilio en las redes sociales. "Los heridos y los muertos yacen en el suelo", escribió uno de ellos.

El alto comisionado de Derechos Humanos de Naciones Unidas, Zeid Ra'ad Al Hussein, dijo estar "en shock" por el colapso del acuerdo pactado el martes. Y agregó que el fuerte bombardeo del gobierno en "un área abarrotada de civiles es casi definitivamente una violación de la ley internacional y muy probablemente constituye un crimen de guerra".

El nuevo acuerdo de cese del fuego parece ser similar al negociado previamente por el gobierno sirio y los opositores armados. Según estos últimos, los garantes serían Rusia y Turquía, que respaldan a cada uno de los bandos respectivamente.

El ministro de Relaciones Exteriores ruso, Serguei Lavrov, dijo que el Ejército de Siria "lleva tiempo dispuesto" a permitir a los rebeldes salir de la parte asediada de la ciudad, en una conversación telefónica con su par estadunidense John Kerry. No obstante, agregó, los combatientes vinculados a Al Qaeda sabotean los esfuerzos.

La oficina del presidente turco Recep Tayyip Erdogan dijo que el mandatario habló con su homólogo ruso, Vladimir Putin, y que ambos reafirmaron su compromiso para comenzar la evacuación de civiles y la oposición a través de corredores seguros tan pronto sea posible.

El Ejército sirio inició con sus aliados una gran ofensiva contra Alepo hace un mes. La antigua capital comercial estuvo dividida entre las fuerzas del régimen y los rebeldes durante años y es uno de los escenarios más sangrientos de la guerra civil, que comenzó en 2011.


 jamj