ONU exige investigación por bombardeo de escuela en Siria

El portavoz de la ONU en Siria, Stéphane Dujarric, pidió a las autoridades investigar el ataque aéreo a una escuela en Hass, donde fallecieron más de veinte alumnos y seis maestros.
El ataque a la escuela de la comunidad de Hass dejó más de veinte alumnos y seis maestros muertos.
El ataque a la escuela de la comunidad de Hass dejó más de veinte alumnos y seis maestros muertos. (AFP)

Washington, Estados Unidos

La ONU exigió una investigación "inmediata e imparcial" del ataque que mató a una veintena de niños en una escuela en la región siria de Idleb y subrayó que los responsables deben rendir cuentas.

"El secretario general (Ban Ki-moon) está indignado", dijo su portavoz, Stéphane Dujarric, que llamó a investigar este y otros ataques contra civiles en Siria.

"Si estos horribles actos persisten pese a la indignación global es en buena parte porque sus autores, ya sea en los pasillos del poder o en reductos insurgentes, no temen a la Justicia. Hay que demostrarles que se equivocan", añadió.

Mientras, el ex primer ministro británico Gordon Brown, actual enviado de la ONU para la Educación Global, pidió llevar a los responsables de este ataque ante la Corte Penal Internacional (CPI).

"Llamo al Consejo de Seguridad a acordar inmediatamente que la fiscalía de la CPI lleve a cabo una investigación sobre lo que creo que es un crimen de guerra", dijo Brown en una conferencia de prensa.

TE RECOMENDAMOS: ONU lamenta no apoyar a sirios durante cese al fuego

Según datos de Unicef, al menos 22 alumnos y seis maestros fallecieron el miércoles en el ataque a una escuela en la localidad de Hass, mientras que el Observatorio Sirio de Derechos Humanos elevó la cifra a un total de 35.

Esa ONG apuntó a la aviación rusa como responsable de la agresión, algo que los rusos han negado.

"Es mentira. Rusia no tiene nada que ver con ese horrible ataque. Exigimos que se dedique la máxima atención a esta tragedia y que se abra de inmediato una investigación", dijo hoy la portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, María Zajárova.

Brown pidió precisamente aprovechar ese mensaje de Rusia para lograr una acción en el Consejo de Seguridad, después de que ese país vetase en 2014 una resolución para referir a la CPI las atrocidades cometidas en Siria.

"Ahora que Rusia, por primera vez, ha pedido una investigación inmediata, el Consejo de Seguridad debería pedir a la fiscalía de la CPI investigar lo que está pasando en las escuelas sirias y en el conjunto de Siria", señaló.

"O si no puede aceptar eso, debería llevar a cabo su propia investigación como Consejo de Seguridad", añadió.

Según Brown, el de ayer en Idleb fue el peor ataque contra una escuela de los 98 que se han registrado en Siria en los últimos dos años.

Preguntado por la propuesta de Brown, el embajador de Rusia ante la ONU, Vitaly Churkin, dijo que el ex primer ministro británico debería empezar por enviar el historial de su país a la CPI.

"Una investigación es necesaria", dijo sobre lo ocurrido, pero sin señalar en qué formato.

Su homólogo británico, Matthew Rycroft, confió en que el Consejo de Seguridad pueda unirse para respaldar una investigación y para asegurar que los responsables rinden cuentas.

Rycroft dijo que sería positivo que Rusia aceptase llevar el caso ante la CPI, después de haber vetado la anterior iniciativa en este sentido.

Mientras, el embajador francés, François Delattre, calificó de "horrible" e "indignante" el ataque contra la escuela y apuntó a la probable responsabilidad del régimen sirio o de sus aliados.

Sin embargo, consideró difícil que pueda referirse este caso por separado a la CPI, sin que vaya acompañado del resto de crímenes cometidos en Siria.

Desde Washington, el gobierno estadunidense dijo que sólo Rusia o Siria pueden ser responsables del suceso, pues los aviones de la coalición internacional "no estaban en esa zona". 

AFC