Siria acusa a rebeldes de "planificar" ataque químico

"Ya había información documentada y confirmada sobre esto, y el Estado sirio advirtió de ello", dijo un funcionario del Ministerio de Exteriores citado por la agencia oficial Sana.

El Cairo

Las autoridades sirias acusaron a los rebeldes de haber planificado de antemano el presunto ataque químico lanzado ayer contra la ciudad de Duma, el último enclave insurrecto en Guta Oriental, cerca de Damasco, según la agencia oficial, Sana.

"El pretexto del uso de (gas) químico en Guta por parte de los grupos terroristas fue planificado y ya había información documentada y confirmada sobre esto, y el Estado sirio advirtió de ello", dijo una fuente anónima del Ministerio de Exteriores a Sana.

TE RECOMENDAMOS: Siria anuncia acuerdo con rebeldes para pacificar Duma

La Sociedad Médica Siria Americana y la Defensa Civil Siria, grupo conocido como los "cascos blancos", afirmaron hoy en un comunicado conjunto que 42 personas fueron halladas sin vida en sus residencias o en los refugios en que se escondían de los bombardeos en Duma, urbe controlada por el grupo rebelde Ejército del Islam (Yaish Al Islam).

Este ataque, negado por las autoridades sirias y rusas, ha suscitado la indignación de varios líderes mundiales, como el presidente estadunidense, Donald Trump, que responsabilizó directamente a Rusia y a Irán por apoyar al mandatario sirio, Bachar al Asad, a quien tachó de "animal".

La fuente del Ministerio sirio de Exteriores agregó que las acusaciones sobre el uso de gases químicos "se han convertido en un disco aburrido que no es convincente, excepto en algunos países que comercian con sangre de civiles y apoyan el terrorismo en Siria".

La fuente indicó que las acusaciones de que Damasco ha lanzado dicho ataque químico son "para usarlas como una excusa para prolongar la vida de los terroristas en Duma".

TE RECOMENDAMOS: Por ataque químico, Trump culpa a Putin y llama "animal" a Al Asad

La ciudad de Duma es la última de la región de Guta Oriental que aún está bajo el control de los rebeldes, después de que las fuerzas gubernamentales hayan conseguido hacerse con la mayor parte de esa zona de las afueras de Damasco tras lanzar una ofensiva en febrero.

Horas después del supuesto ataque, las autoridades sirias anunciaron un acuerdo para pacificar Duma con el Ejército del Islam, que implica la evacuación de los "secuestrados" de la urbe, en alusión a los civiles, a cambio de la salida de los "terroristas" del grupo islamista hacia Yarablus, en el norte de la provincia de Alepo, según la agencia Sana.

gcc