El líder sindical que llegó a la Presidencia de Brasil

Desde el inicio de su carrera, el ex presidente de Brasil, Lula da Silva, estuvo ligado al movimiento sindical del país, lo que le valió el apoyo de trabajadores para ganar la Presidencia en 2002. 

Ciudad de México

Luiz Inácio Lula da Silva fue presidente de Brasil del 1 de octubre de 2003 al 31 de diciembre de 2010, tras una larga carrera sindicalista en el movimiento metalúrgico de Brasil.

El ex presidente nació en 1945 en Pernambuco, un estado en el que no hay otra cosa más que arena, pero un año después la madre y los hermanos de Lula se mudaron a las afueras de Sao Paulo en busca de mejores condiciones de vida.

Tras su paso por trabajos como vendedor ambulante, limpiabotas y ayudante en una tintorería, a los 14 años Lula empezó a trabajar en una metalúrgica.

El origen del líder sindical

De acuerdo con el sitio del Instituto Lula, el ex presidente inauguró su trayectoria sindicalista en 1968 cuando de la mano de su hermano, José Ferreira da Silva, militante del clandestino Partido Comunista Brasileño, lo invitaron a unirse al movimiento obrero.

Durante un año, Lula combinó la actividad sindical con el reparto de boletines políticos, que en ese entonces eran clandestinos, y en 1969 ocupó una plaza suplente en la dirección del sindicato.

Del sindicato a la Presidencia

En 1975, lo eligieron para presidir el Sindicato de Metalurgia y quedó a la cabeza de 100 mil trabajadores, tres años después decidió formar un partido político, sin embargo el proyecto se integró hasta febrero de 1980 bajo el nombre de Partido de los Trabajadores (PT).

Entre 1978 y 1980, Lula lideró protestas sindicales lo que le valió 31 días preso en abril de 1980, tras su liberación volvió a la actividad política y sindical para en 1982 obtener el registro del PT. Fue así que su popularidad empezó a aumentar entre la clase trabajadora y las ciudades aledañas a Sao Paulo.

La lucha por la Presidencia

Dos años antes de las primeras elecciones presidenciales directas en 1989, Lula da Silva lanzó su postulación.

En diciembre de 1987 fue nominado candidato, sin embargo perdió en las urnas ante el abanderado del Partido de Reconstrucción Nacional, Fernando Collor de Mello.

Lula volvió a intentar ganar la Presidencia en las elecciones de 1994 y en las de 1998, pero perdió ambas frente al candidato del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), Fernando Cardoso.

Presidencia de Brasil y la reelección

Lula da Silva consiguió la presidencia de Brasil en 2002 e integró en su gabinete a la actual dirigente del país sudamericano, Dilma Rousseff; la ex guerrillera fue puesta a la cabeza del Ministerio de Minas y Energía con la tarea de frenar el déficit que existía en la industria eléctrica de Brasil.

En 2006, Lula fue reelecto y al término de su administración, en 2010, terminó con altos niveles de aprobación entre los brasileños. Sin embargo el escándalo de la petrolera Petrobas, alcanzó al carismático líder y a su protegida política, Dilma Rousseff.

Lo 'salpican' en el caso Petrobras

De acuerdo con la Fiscalía, hay indicios de que Lula recibió beneficios de las empresas implicadas en los desvíos de la estatal.

Los fiscales aseguran que el Instituto Lula, presidido por el ex mandatario, recibió en los últimos años cerca de cinco millones de dólares en donaciones de las cinco empresas más implicadas en los desvíos en Petrobras, que también le pagaron 2.5 millones de dólares al ex presidente por dictar conferencias.

Esta mañana la Policía Federal de Brasil allanó la propiedad del ex presidente y lo llevó a declarar por la red de corrupción del caso, sin embargo Lula, tras el interrogatorio, dijo que no debe ni teme a la justicia.