• Regístrate
Estás leyendo: Si gano, los días del EI estarán contados: Trump
Comparte esta noticia
Sábado , 20.10.2018 / 10:50 Hoy

Si gano, los días del EI estarán contados: Trump

El aspirante republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró que la actual política exterior provocó la formación de grupos extremistas de Medio Oriente.

Publicidad
Publicidad

El aspirante republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró que el grupo Estado Islámico (EI) desaparecerá "rápidamente" si él gana las elecciones.

"Tengo un mensaje sencillo para el EI. Sus días están contados. No les diré dónde y no les diré cuándo. Como nación, tenemos que ser más impredecibles, ahora somos totalmente predecibles", dijo Trump en un discurso pronunciado en Washington sobre las bases de su política exterior si llega a la Casa Blanca.

"Si soy elegido presidente, el EI desaparecerá y desaparecerá muy rápidamente", agregó el magnate inmobiliario.

Trump dedicó buena parte de su discurso a criticar la política exterior del presidente estadunidense, Barack Obama, cuyo legado en el mundo ha sido de "debilidad, confusión y caos", a su juicio.

"Hemos hecho que Medio Oriente sea más inestable y caótico que nunca antes", y se le ha dado al EI "el espacio que necesitaba para crecer y prosperar", afirmó.

"Todo eso comenzó con la peligrosa idea de que podíamos convertir en democracias occidentales a países que no tenían experiencia ni interés en convertirse en una democracia occidental", agregó en aparente referencia al respaldo estadounidense a la Primavera Árabe.

"Nuestras acciones en Irak, Libia y Siria han ayudado a desatar al EI", opinó.

Por tanto, el objetivo en Oriente Medio de un Gobierno presidido por Trump sería "derrotar a los terroristas y promover la estabilidad regional, no los cambios radicales".

A nivel nacional, EU debe "dejar de importar el extremismo" mediante sus políticas migratorias, porque ahora mismo no sabe "lo que hace esta gente" que llega al país, afirmó.

Con este discurso, Trump buscaba aportar seriedad a un área de su campaña, la política exterior, que ha generado nerviosismo fuera de Estados Unidos y en la que se le ha criticado desde su temeridad hasta su tendencia al aislacionismo.

El magnate quiso dejar claro que el principio que articulará esa política será "Estados Unidos primero", que significa que "ningún ciudadano estadounidense volverá a sentir que sus necesidades van después de las de los ciudadanos de países extranjeros".

"Miraré al mundo desde la clara lente de los intereses estadounidenses", aseguró el aspirante republicano.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.