El seminario no es refugio para las carencias psicológicas: Papa

Francisco dio una plática a aspirantes a curas de un centro jesuita.
En Roma apareció un nuevo dibujo de Bergoglio, ahora en bicicleta.
En Roma apareció un nuevo dibujo de Bergoglio, ahora en bicicleta. (Vicenzo Pinto/AFP)

Ciudad del Vaticano

El papa Francisco alertó ayer a quienes pretenden seguir el ministerio sacerdotal de que los seminarios no están para recibir a gente con problemas psicológicos y se lamentó de que haya curas que se comportan como funcionarios burócratas.

“El seminario, digamos la verdad, no es un refugio para tantas limitaciones que podamos tener, un refugio para las carencias psicológicas”, declaró el pontífice al dirigirse en el Vaticano a seminaristas del Leoniano di Anagni, instituto dirigido por los jesuitas en la región de Roma.

“No se están preparando para hacer un oficio, para convertirse en funcionarios de una empresa o de un organismo burocrático. ¡Tenemos tantos sacerdotes (que se quedan) a mitad de camino!, es un dolor que no hayan conseguido llegar a la plenitud”, dijo el Papa.

En su alocución a los estudiantes añadió que “en la secuela del ministerio de Jesucristo no hay lugar para la mediocridad, que conduce siempre a usar al santo pueblo de Dios en beneficio propio”.

Según Bergoglio, “es mejor perder una vocación que arriesgarse con un candidato que no es adecuado”.

La advertencia del pontífice se dio después de que el pasado viernes él mismo pidiera perdón públicamente por primera vez en nombre de la Iglesia católica por los casos de abusos sexuales contra menores de edad cometidos por “bastantes” sacerdotes pederastas.

Nuevo Dibujo

En Roma, un cartel con un dibujo de Francisco apareció ayer en una marquesina, dos meses y medio después de que se retirara el grafiti que lo retrataba como Superman.

En esta ocasión, el Papa está montado en una bicicleta amarilla, con gesto sonriente y rodeado por tres palomas blancas, símbolo de la paz. Bergoglio lleva a sus espaldas el báculo pastoral y la estola aparece agitada.

La oficina de prensa del vaticano no se pronuncio respecto al nuevo dibujo, pero sí informó que Francisco regalará mil 200 evangelios de bolsillo a los presos de la cárcel romana de Regina Coeli.

 El encargado de la entrega será el limosnero pontificio, Konrad Krajewski, quien visitará la prisión.

Se trata de la misma edición que fue regalada a los fieles en el Ángelus del pasado domingo 6 de abril, explica el rotativo oficial del vaticano, L’Osservatore Romano.

El penal de Regina Coeli es una cárcel de tránsito, el promedio de internos ronda los mil y desde los años 90 el número de extranjeros detenidos ha ido en aumento, por lo que el trabajo religioso en esta prisión “implica toda una serie de aspectos pastorales”, dijo Krajewski.

Tras su paso por Regina Coeli, el limosnero pontificio visitará el día siguiente, Jueves Santo, la isla del Amor Fraterno, una instalación, gestionada por una organización católica, que alberga y asiste a alrededor de 50 personas en riesgo de exclusión social.

Con ellos celebrará la tradicional misa de “in cena Domini”, que en el rito católico da inicio al Triduo Pascual, que conmemora la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo.