Cuatro semanas después, sigue la búsqueda del avión malasio

Los equipos de rescate intensificaron la búsqueda del avión de Malaysia Airlines en aguas del océano Índico antes de que se agoten las baterías de las cajas negras.
El barco australiano Ocean Shield, en tareas de búsqueda del avión en el océano Indico
El barco australiano Ocean Shield, en tareas de búsqueda del avión en el océano Indico (AFP)

Sydney

Los equipos de rescate intensificaron hoy en aguas del océano Índico la búsqueda del avión de Malaysia Airlines, cuando se cumplen cuatro semanas de su desaparición, antes de que se agoten las baterías de las cajas negras. En el operativo de hoy participan diez aviones militares, tres aviones civiles y once embarcaciones, informó el Centro de Coordinación de Agencias Conjuntas, creado por Australia para esta misión, en su último comunicado.

Entre las embarcaciones está el buque de la armada australiana Ocean Shield, que lleva un localizador de cajas negras prestado por la Armada estadunidense, y el navío británico Echo de investigación oceanográfica. Ambos buques comenzaron ayer el rastreo submarino en un área de 240 kilómetros para intentar localizar la caja negra, en una carrera contrarreloj debido a que la batería de los transmisores, de un mes de duración, está a pocos días de agotarse.

La búsqueda se centra en tres puntos dentro de la zona delimitada por las autoridades australianas de unos 217 mil kilómetros cuadrados, situada a 1,700 kilómetros al noroeste de la ciudad australiana de Perth, desde la que se coordina el operativo. La Autoridad Australiana de Seguridad en el Transporte sigue acotando la zona en la que el avión pudo entrar en el agua, añadió el Centro en la nota.

Este cálculo se realiza con técnicas multidisciplinares de análisis, con los nuevos datos de comunicaciones de satélites y de comportamiento de aeronaves facilitados por el equipo de investigación formado por analistas de Malasia, EU, Reino Unido, China y Australia. El avión del vuelo MH370 despegó de Kuala Lumpur con 239 personas a bordo rumbo a Pekín en la madrugada del 8 de marzo y desapareció de los radares civiles de Malasia unos 40 minutos después de despegar.

Embarcaron 153 chinos, 50 malasios (doce formaban la tripulación), siete indonesios, seis australianos, cinco indios, cuatro franceses, tres estadunidenses, dos neozelandeses, dos ucranianos, dos canadienses, un ruso, un holandés, un taiwanés y dos iraníes que utilizaron los pasaportes robados a un italiano y un austríaco.