Satélite chino detecta posibles restos de avión desaparecido

Los "objetos flotantes", que fueron detectados el domingo en el mar entre Vietnam y Malasia, miden aproximadamente 13 por 18 metros, 14 por 19 metros y 22 por 24 metros mientras Washington ...

Pekín, Washington

En la búsqueda del avión de pasajeros de la aerolínea Malaysia Airlines, desaparecido desde el sábado con 239 personas a bordo, un satélite chino detectó tres "objetos flotantes", que podrían pertenecer a la aernoave, informó hoy jueves la agencia de noticias China News Service. Las partes miden aproximadamente 13 por 18 metros, 14 por 19 metros y 22 por 24 metros y fueron vistas en el mar entre Vietnam y Malasia.

El lugar de hallazgo se encuentra cerca de dónde se presume estuvo el avión en su trayecto de Kuala Lumpur a Pekín. Según China News Service, las imágenes del satélite son del domingo y fueron publicadas ahora por la estatal Administración para la Ciencia, la Tecnología y la Industria de la Defensa (SASTIND) en Pekín.

De otra parte, oficiales estadunidenses anunciaron hoy que los satélites espía estadunidenses no detectaron señales de explosión en vuelo, cuando el avión de Malaysia Airlines perdió contacto. El gobierno estadunidense usó en el pasado su red de satélites para detectar señales de calor relacionadas con la explosión de aviones, pero en este caso, no se encontró ningún rastro térmico, según oficiales estadunidenses que solicitaron conservar el anonimato.

La ausencia de evidencia de una explosión en vuelo se suma al misterio que rodea lo sucedido al vuelo MH370 de Malaysia Airlines, que desapareció hacia las 17:30 (hora GMT) del viernes, luego de despegar de Kuala Lumpur hacia Pekín. Malasia extendió hoy el perímetro de búsqueda del avión desaparecido con 239 personas a bordo y rechazó críticas de China y Vietnam sobre su gestión de la información.

Las labores de búsqueda entraron en su quinta jornada con la ampliación del perímetro de búsqueda al mar de Andamán, centenares de kilómetros al noroeste de la primera zona rastreada. Las autoridades ampliaron esta zona en base a datos de radar que indicarían la posibilidad de un cambio de rumbo de la trayectoria de vuelo del avión, prevista en el mar de China Meridional. El mar de Andamán limita al sur con la isla indonesia de Sumatra y al este y al norte con Tailandia y Birmania.

El general malasio Rodzali Daud desmintió, por su parte, que un radar detectara el paso de la aeronave por encima del estrecho de Malaca, tal y como apunta un medio de comunicación malasio. Este estrecho se sitúa entre la península malasia, en el lado oeste, y la isla indonesia de Sumatra. Malasia no presentó sin embargo públicamente los análisis de los radares en los que apoya la hipótesis del cambio de rumbo inesperado del avión, en el que la mayoría de los pasajeros eran chinos.

Según Malasia, el último mensaje por radio transmitido al control aéreo por el Boeing 777 fue: "Bueno, pues buenas noches". Esta palabras fueron pronunciadas por uno de los pilotos en el momento en que el aparato, que cubría la línea Kuala Lumpur-Pekín, abandonaba el espacio aéreo malasio para entrar en el de Vietnam.

Por otra parte, en una Directiva de Aeronavegabilidad a la que accedió la AFP, la Administración Federal de Aviación (FAA), la agencia de Estados Unidos que regula la aviación civil, meses antes de que el Boeing 777 de Malaysia Airlines desapareciera misteriosamente, las autoridades de aviación civil estadunidenses advirtieron de una fisura en el fuselaje de uno de esos aviones, capaz de provocar una brusca despresurización de la cabina y pérdida de control de la aeronave.

A consecuencia de ese informe, la FAA ordenó inspecciones en los 120 Boeing 777 matriculados en Estados Unidos con el fin de "detectar y reparar las eventuales fisuras y signos de corrosión en el fuselaje que pueden provocar una despresurización repentina y pérdida de la integridad del avión". La búsqueda infructuosa y la comunicación aparentemente confusa de las autoridades malasias alimentan las críticas de los malasios, de China y de los países participantes en las labores de búsqueda.

Vietnam, China, Malasia, Filipinas y Singapur, entre otros países, movilizaron en un primer momento, buques patrulla, aviones y helicópteros para la búsqueda en el mar de China Meridional, donde estos países tienen disputas territoriales. Por su parte, Vietnam anunció que suspendía la búsqueda aérea y se limitaba a la marítima, en el mar de China Meridional, hasta obtener aclaraciones sobre el nuevo perímetro. "Sólo hay confusión, si queréis ver confusión", indicó el ministro malasio de Transportes, Hishamudin Husein, respondiendo a preguntas de los periodistas sobre críticas chinas.

Sin embargo, los rumores y la falta de información concreta hacen que muchos malasios hablen de teorías conspirativas e incluso de encubrimiento de los hechos por parte de las autoridades. Respecto a los pasajeros a bordo con pasaporte falso, Interpol pudo verificar su identidad y descartó cualquier relación con grupos terroristas, si bien el jefe de la CIA, John Brennan, indicó que "no descartaría" la pista terrorista.

El secretario general de Interpol, Ronald K. Noble, declaró que podría tratarse de "un tráfico de seres humanos". El vuelo MH370 transportaba a 239 personas, entre ellas, dos menores de edad. Además de chinos, en el Boeing 777-200 viajaban malasios, indonesios, australianos, franceses, estadounidenses, canadienses, rusos y ucranianos.