• Regístrate
Estás leyendo: Santos y Maduro acuerdan retorno de embajadores y superar crisis
Comparte esta noticia
Sábado , 22.09.2018 / 01:33 Hoy

Santos y Maduro acuerdan retorno de embajadores y superar crisis

Los presidentes de Colombia y Venezuela acordaron en Quito restablecer el diálogo diplomático y abordar la solución de la crisis causada por la salida de miles de colombianos del país vecino.

1 / 2
Publicidad
Publicidad

Colombia y Venezuela alcanzaron hoy en Quito un acuerdo para restablecer el diálogo diplomático y superar la grave crisis que estalló hace un mes a causa de los cierres limítrofes dispuestos por Caracas y que forzaron la salida de miles de colombianos de Venezuela.

Los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos, y de Venezuela, Nicolás Maduro, acordaron hoy en Quito el retorno de sus respectivos embajadores y la apertura de una investigación sobre la situación de la frontera común, entre otras medidas para solucionar la crisis bilateral que han mantenido.

También decidieron tratar con sus equipos ministeriales "los temas sensibles" relativos a la crisis fronteriza que han mantenido, lo que harán a partir de una primera reunión que se celebrará este miércoles en Caracas, según una declaración leída por el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, al término de una reunión celebrada en el Palacio de Gobierno de Ecuador.

Estos fueron los principales acuerdos de una reunión que finalizó ante los periodistas con un apretón de manos "a cuatro", un gesto amistoso en el que, a los mandatarios venezolano y colombiano, se sumaron el uruguayo, Tabaré Vázquez, y el ecuatoriano y anfitrión, Rafael Correa.

Santos y Maduro sellaron entre sonrisas el principio de entendimiento, al cabo de una reunión de cinco horas en el Palacio de Carandolet, sede de la presidencia ecuatoriana. Ambos mandatarios acordaron "el retorno inmediato de los respectivos embajadores (...) y la progresiva normalización de la frontera", señaló una declaración conjunta leída por el mandatario Rafael Correa.

El gobernante ecuatoriano y su par uruguayo, Tabaré Vázquez, facilitaron el encuentro entre Santos y Maduro, en su condición de presidentes pro témpores de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), respectivamente.

Los cuatro jefes de Estado se levantaron de la mesa sonrientes, sin responder preguntas de la prensa, aunque al final nunca se produjo el esperado apretón de manos entre Santos y Maduro.

La declaración conjunta incluye también otros puntos, como "la progresiva normalización de la frontera", el reconocimiento de la "coexistencia de los modelos económicos, políticos y sociales de cada país" y "un llamado al espíritu de hermandad y unidad, propiciando un clima de mutuo respeto y convivencia", además de "continuar trabajando con el acompañamiento de Ecuador y Uruguay".

El acuerdo de Quito prevé además que Colombia y Venezuela realicen una "investigación de la situación de la frontera" de 2,219 km, tras el cierre parcial que ordenó Caracas el 19 de agosto, a raíz de un ataque a una patrulla venezolana que dejó tres heridos.

El jefe de Estado venezolano culpó de la acción a paramilitares colombianos implicados en el narcotráfico y emprendió una cruzada para sanear la frontera del millonario contrabando de mercancías, principalmente de gasolina, y que es estimulado por las diferencias abismales de precios entre países.

Desde entonces han sido deportados 1,532 colombianos y 18,377 han regresado a su país por miedo a ser expulsados, según cifras de la ONU. A raíz del éxodo de colombianos, muchos de los cuales huyeron con sus enseres a cuestas, Colombia denunció "un drama humanitario", agravado según Bogotá por violaciones a los derechos humanos por parte de autoridades venezolanas.

"Triunfó la sensatez, el diálogo y lo que debe triunfar siempre: la paz, la paz entre nuestros países", expresó Maduro. De su lado, Santos saludó el regreso de los embajadores a Bogotá y Caracas, tras ser llamados a consultas el 27 de agosto.

"Aquí primó, como dice el presidente Maduro, la sensatez. Esta fue una discusión, un diálogo sereno, respetuoso y productivo y me complace muchísimo poder restablecer este diálogo con Venezuela porque lo hemos dicho tantas veces: cuando dos mandatarios tienen diferencias quienes sufren son los pueblos", destacó el presidente colombiano.

Según reveló Santos, se acordó investigar "algunos incidentes en la frontera de violación del espacio aéreo" colombiano, así como trabajar conjuntamente en la lucha contra las bandas criminales, el narcotráfico y el contrabando.

"Yo entiendo perfectamente la preocupación del Gobierno de Venezuela con las bandas criminales, con las mafias que están incrustadas en la frontera", declaró el mandatario colombiano, quien expresó su interés en combatirla de forma conjunta con Venezuela.

El mandatario mostró su respeto a las medidas adoptadas por el Gobierno de Venezuela, como el cierre parcial de la frontera y las expulsiones de colombianos en situación irregular, pero remarcó su exigencia de respeto a los derechos humanos de sus compatriotas y dijo que en el encuentro se acordó investigar también lo sucedido en estos casos.

Diálogo proseguirá en Caracas

En virtud del acuerdo anunciado hoy, "los equipos de ministros" se reunirán el miércoles en Caracas para "tratar los temas sensibles de la frontera". Santos reconoció el "derecho" de Venezuela de imponer controles en la zona limítrofe pero recordó que lo "único" que exigía era que se "respetaran los derechos de los colombianos" que fueron deportados o se vieron forzados a salir.

Además, dijo entender "perfectamente" la preocupación de Maduro por las bandas que trafican con droga y mercancía en la frontera. "Nosotros estamos también interesados en combatir esas mafias y la mejor forma es hacerlo juntos; así somos más efectivos", sostuvo.

A su turno, Maduro admitió que la reunión con su par colombiano "no ha estado exenta de complejidades" pero que aún así no "hay cabida para el odio, para la intolerancia ni para el revanchismo".

Santos aprovechó igualmente la cita para agradecer el papel de Venezuela en las negociaciones en Cuba del gobierno colombiano con la guerrilla comunista de las FARC, en las que Caracas actúa como garante.

De esa forma, los presidentes lograron poner paños fríos a una crisis que escaló en la última semana con las denuncias de Colombia sobre tres incursiones aéreas y una terrestre en su territorio por parte de fuerzas venezolanas.

Al respecto, Santos dijo que acordó con Maduro que "se iba a investigar algunos incidentes en la frontera" relacionados con "la violación del espacio aéreo" colombiano.

"El presidente Maduro quedó también comprometido para investigar esos hechos y acordamos restablecer ese camino que ha sido fructífero para los dos países, establecer las instancias que existen en los diferentes temas, temas que nos deben unir para trabajar conjuntamente", expresó.

Los gobernantes agradecieron las gestiones de Ecuador y Uruguay, que lograron lo que parecía muy difícil hace apenas unos días: juntar en la misma mesa a Santos y Maduro.

Correa expresó su gratitud por la "casi" inmediata aceptación de ambos mandatarios de reunirse en Quito ante la invitación de la Unasur y de la Celac, "superando cualquier legitima aspiración" y "condicionamientos que habían propuesto para una reunión bilateral"

"Y esto consolida esa unión latinoamericana, una gran familia donde pueden surgir diferencias, pero el cariño, el afecto, esa historia común y ese destino común, esa voluntad de integración, esa voluntad de paz, permiten que se supere cualquier dificultad, cualquier desavenencia", aseveró.

Vázquez dijo que los cuatro jefes de Estado salieron "reconfortados" del encuentro, que permitió alcanzar "metas y objetivos muy importantes", no solo para los "hermanos" colombianos y venezolanos, "sino para todo el pueblo latinoamericano".

Los acuerdos alcanzados van encaminados a superar una crisis surgida tras la decisión del presidente de Venezuela de decretar, el 19 de agosto, el cierre parcial de la frontera, a lo que siguió la expulsión de más de 1,600 colombianos de territorio venezolano, según cifras de organismos de la ONU.

Otros 19 mil abandonaron Venezuela por decisión propia, de acuerdo con un informe de la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.