• Regístrate
Estás leyendo: Rousseff y Silva, sin grandes diferencias en economía: Moody's
Comparte esta noticia
Lunes , 12.11.2018 / 16:55 Hoy

Rousseff y Silva, sin grandes diferencias en economía: Moody's

Mauro Leos, analista sénior de la agencia calificadora de riesgo, afirmó que las dos candidatas, a pesar de aparecer como fuerzas opuestas, "no son tan diferentes como se piensa".

Publicidad
Publicidad

Las candidatas presidenciales Dilma Rousseff y Marina Silva no presentan grandes diferencias desde el punto de vista económico, a pesar de aparecer en la campaña electoral como fuerzas opuestas, afirmó hoy en Sao Paulo un analista de la agencia calificadora de riesgo Moody's.

"Dilma y Marina están en posiciones opuestas como candidatas. Pero, desde nuestro punto de vista, como presidentas, ellas no son tan diferentes como se piensa", declaró a periodistas el analista sénior Mauro Leos, al participar de la 16 Conferencia anual de la agencia. Leos presentó cuatro posibles escenarios para las dos candidatas, favoritas a disputar una segunda vuelta el próximo 26 de octubre.

Rousseff, que busca su reelección por el gobernante Partido de los Trabajadores (PT), y la ambientalista Silva, del Partido Socialista Brasileño (PSB), aparecen al frente en las encuestas de intención de voto, con ventaja para la actual mandataria en las dos vueltas electorales, la primera el próximo domingo.

Según el analista, en caso de una victoria de Silva y en un escenario positivo, la ex ministra de Medio Ambiente cumpliría entre el 80 % y el 90 % de sus promesas y trabajaría junto al Congreso, una actitud que sería "buena" para el mercado.

En caso contrario, con Silva cumpliendo menos del 50 % de sus promesas, su gestión en el comando de la mayor economía suramericana estaría marcada por "confrontaciones políticas frecuentes".

Frente a una reelección de Rousseff, Moody's consideró que un escenario positivo en un segundo mandato correspondería a un aumento de "previsibilidad" por parte de los mercados y transparencia en su administración.

El escenario negativo de Rousseff, según la agencia calificadora, se presentaría con la continuación de su política económica, en la que los intereses volvieron a subir, la inflación rozó siempre el límite máximo de la meta oficial y el país desaceleró su crecimiento.

Leos criticó el gasto público del actual Gobierno, al que calificó como "el punto más débil" y que conllevó a un crecimiento "lento" del país en los últimos tres años, situación que produjo una baja confianza del mercado y disminución de las inversiones privadas.

En la presentación de Leos, Moody's definió a Brasil como un "caso aislado", con perspectiva de nota negativa, al dejar el último 9 de septiembre el nivel "estable" y presentar números peores comparados a los de otros países emergentes. Sin embargo, la nota brasileña se mantiene en "Baa2", la segunda menor clasificación dentro de la escala de grado de inversión.

En los últimos cuatro años, el crecimiento del producto interior bruto (PIB) brasileño fue cercano al 3 % y a pesar de ser próximo al promedio de la región "es mucho más lento", resaltó Leos, para quien el país tendrá un avance de su economía en el bienio 2014-2015 del 1.4 %, mismo nivel de cuando el PT llegó al poder en 2003.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.