Derrame químico en EU deja a 300 mil sin agua potable

Un accidente en una fábrica en Charleston, capital de Virginia Occidental, provocó la contaminación de un río, por lo que el gobierno declaró estado de emergencia.
El gobernador Earl Ray Tomblin pidió a la población no usar el suministrada por el río.
El gobernador Earl Ray Tomblin pidió a la población no usar el suministrada por el río. (AFP)

Charleston

Unos 300 mil estadunidenses quedaron hoy sin acceso al agua potable en el estado de Virginia Occidental a raíz de un derrame químico, por lo que el gobierno declaró el estado de emergencia, informaron medios locales.

"El 9 de enero tuvo lugar la fuga de un producto químico en Freedom Industries y llegó al río Elk, contaminando el sistema de distribución de agua del valle de Kanawha", informó hoy en su sitio de internet la empresa West Virginia American Water, que suministra agua a los habitantes de esa región del estado, donde el gobernador Earl Tomblin decretó el estado de emergencia.

El gobierno instó de inmediato a la población a no utilizar el agua potable.

"No beba esa agua, no la utilice ni para cocinar, ni para ducharse, ni para lavar la ropa", instó el gobernador Tomblin a la población.

The New York Times informó este viernes el cierre de escuelas, de restaurantes y de edificios públicos, mientras que la guardia nacional y las autoridades a cargo de prevención de catástrofes distribuyeron agua potable en algunos puntos de la ciudad.

Algunos supermercados quedaron desabastecidos y muchas personas concurrieron a los hospitales pese a no presentar síntomas de anomalías.

Los toxicólogos consultados informan que la sustancia química en cuestión es perjudicial para la salud y que no debería entrarse en contacto con ella ni a través del tacto, ni de la inhalación.

Aún no se ha esclarecido qué cantidad de la sustancia cayó a las aguas, por lo que tampoco se ha podido indicar hasta cuándo regirá el alerta.