Rinden homenaje a mexicana que murió en ataques en París

Cientos de personas se reunieron en la Universidas Estatal de California para recordar a Nohemí González, una de las 129 víctimas de los atentados en París.

California, Estados Unidos

Cientos de personas llenaron un salón de baile en California para recordar a Nohemí González, una de las víctimas de los atentados en París.

González, de 23 años, era una estudiante de último año de diseño industrial en la Universidad Estatal de California, en Long Beach; estaba el viernes por la noche en un restaurante de París con compañeros de clase cuando recibió los disparos fatales.

La joven era de El Monte, un suburbio de Los Ángeles, y tenía ascendencia mexicana, según confirmó la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Nohemí estudiaba en la escuela Strate de Diseño en París como parte de un programa de intercambio. Un compañero suyo estadunidense en el mismo programa, vio a González ser impactada por los disparos y la llevó en una camilla.

En la vigilia del domingo, una multitud de estudiantes, profesores y miembros de la familia, siempre de pie, recordaron a González como una estudiante muy esmerada y con grandes sueños.

Trabajó como ayudante de cátedra en la universidad y como técnica de taller que revisaba a los estudiantes de menor nivel en sus proyectos de diseño.

"Ella llegó prácticamente a todos ellos, porque todos nuestros alumnos deben pasar por esas clases y conocer los materiales y herramientas de la industria", dijo Martin Herman, presidente del departamento de diseño de la universidad.

"Ella fue clave al encaminar a todos nuestros estudiantes a lo largo de ese viaje, y siempre fue generosa con su tiempo, su conocimiento y su comprensión", agregó.

Su novio, Tim Mraz, afirmó que González era "la primera en llegar y la última en salir todos los días" en el laboratorio de diseño. "Siempre estará aquí, siempre estará en mi corazón", añadió Mraz entre lágrimas.

La madre de Nohemí, Beatriz González, declaró en una entrevista el domingo que su hija se graduó de manera precoz de la secundaria y no pudo esperar para mudarse a los dormitorios universitarios.

"Fue muy independiente desde pequeña. Desde el jardín de niños. Recuerdo que solía organizar todo", compartió Beatriz González. "Quería tener una carrera y una familia".

Su padrastro, José Hernández, dijo que cuando la noticia estalló en París, comenzó a recibir mensajes de texto de pánico del novio de Nohemí en California, quien le informó que no podía ponerse contacto con ella.

"Le contesté y le dije, 'bueno, no te preocupes, está bien'. Traté de calmarlo", comentó Hernández en la peluquería donde trabaja en el condado de Los Ángeles.

Pero entonces llegó el FBI a su puerta y sus peores temores fueron confirmados.

La familia dijo que el FBI les informó que podrían pasar semanas antes de que el cuerpo de Nohemí regrese a Estados Unidos debido a la investigación en curso.

Políticos y funcionarios de la universidad enviaron comunicados expresando su tristeza y ofreciendo condolencias a la familia González.

El gobernador Jerry Brown afirmó que las banderas ondearían a media asta en el Capitolio en honor a las víctimas de los ataques terroristas.

La universidad comentó que 17 de sus alumnos estaban estudiando este semestre en Francia y los otros 16 estaban a salvo.