Los ricos en América no quieren pagar impuestos: Mujica

El ex presidente de Uruguay, de visita en Costa Rica, llamó a América Latina a aumentar las cargas fiscales para lograr un mayor desarrollo y no ser una "hoja al viento" ante el mundo, y dijo que ...
José Mujica, hoy, durante su charla en la Universidad de Costa Rica, en San José
José Mujica, hoy, durante su charla en la Universidad de Costa Rica, en San José (EFE)

San José

El ex presidente de Uruguay (2010-2015) José "Pepe" Mujica dijo hoy en Costa Rica que los ricos en el continente americano "no quieren pagar impuestos" y consideró que los países latinoamericanos deben aumentar sus cargas fiscales para alcanzar mayores niveles de desarrollo económico y social.

"Los ricos en nuestra América no quieren pagar un peso y se las ingenian siempre para zafarse por el costado", dijo Mujica tras reunirse con el presidente costarricense Luis Guillermo Solís.

Solís explicó al ex mandatario uruguayo los alcances de un plan de reforma fiscal que impulsa su gobierno y que busca enfrentar un desequilibrio en las finanzas públicas que supera el 6 por ciento del Producto Interno Bruto.

Mujica apoyó la aplicación del impuesto al valor agregado personalizado, como opera en su país, como una forma de atraer más recursos a las arcas estatales. El ex mandatario, que esta semana también visitó Guatemala, impartió luego una conferencia magistral en la estatal Universidad de Costa Rica.

Allí, Mujica hizo un llamado a los países de América Latina a buscar una integración verdadera para que la región no se convierta en una "hoja al viento" ante el mundo globalizado.

"El mundo que viene por un largo tiempo no tiene lugar para los débiles, o más claro: nuestras repúblicas serán hojas al viento si son incapaces de vertebrar acuerdos comunes que nos permitan crear un alero que nos defienda y nos dé presencia de carácter internacional", expresó Mujica en una charla denominada "Cambios y perspectivas para América Latina en el siglo XXI" ante cientos de personas.

"El internacionalismo significa empezar por lograr equilibrio en un mundo que va a ser multipolar, pero nosotros los latinos no representamos un polo sino que estamos a la sombra de otros polos", expresó.

Mujica, que en la actualidad se desempeña como senador, puso como ejemplo la propuesta de un tratado de libre comercio que un "país asiático de mil millones de habitantes" le está planteando a Uruguay, de 3 millones de habitantes, lo que él calificó como "un barrio" en comparación.

"Estas son las contradicciones evidentes y si vamos cada uno atomizado a negociar por su cuenta, así de mal nos irá, es sentido común", dijo. Mujica criticó que desde "hace rato" los países latinoamericanos "hacemos discursos por (Simón) Bolivar, de la hermandad latinoamericana" y los presidentes "nos juntamos en espléndidas conferencias, nos sacamos la foto", pero "es muy poco lo que progresamos".

También hizo un llamado a la "unidad" regional para crear políticas "que nos vayan acercando", ya que el continente americano es el "más injusto de la tierra" y los Estados no pueden recaudar lo necesario, lo que atribuye a que "sobre todo los sectores más poderosos son francamente renuentes" a pagar impuestos. "Lo que nos falta es clara voluntad política de construir integración", prosiguió el líder izquierdista.

"La economía y el comercio no van a construir ninguna integración. El comercio busca hacer negocios lo más rápido que se pueda y si la política no se hace cargo de producir un proceso de integración, seguiremos atomizados y seremos una hoja al viento", manifestó.

Mujica criticó fuertemente el capitalismo y el consumismo en que han caído las sociedades, lo que a su juicio ha llevado a el crecimiento del egoísmo en las personas y ha creado una "adicción" de acumular dinero en los más poderosos. Afirmó que "no se puede separar la economía y la política de la ética" e instó a "no dejarnos dominar por el capitalismo"

Para el ex mandatario uruguayo, los partidos políticos son la pieza clave en las democracias representativas de Latinoamérica, pero lamentó que en algunos países sean utilizados no para ayudar a la gente, sino para beneficios personales.

Mujica instó a los jóvenes a trabajar, pero "sin dejar que les roben su libertad" con largas jornadas laborales que les impone el capitalismo y les quita el tiempo para disfrutar la vida y compartir con sus familias.

"Las cosas se compran con plata, y la plata se compra con el tiempo de tu vida, hay que darse cuenta que cuando derrochas dinero estas derrochando tiempo de tu vida. No existe un supermercado que te venda años de vida, la vida se te va y tenés que hacer un balance en qué gastaste tu vida", manifestó.

Unas horas antes, tras la reunión con el presidente de Costa Rica, Mujica dijo en conferencia de prensa que la violencia en Latinoamérica ha ido en crecimiento por la penetración del narcotráfico, ante lo que defendió la regularización de la mariguana en su país. Mujica afirmó que reconocer el consumo de marihuana y la homosexualidad es solamente "ver la realidad".

"Estamos aburridos de meter gente a la cárcel, cada vez nos va peor, estamos ensayando un método que procure robarle el mercado al narcotráfico para que el consumidor no tenga que acudir a lo clandestino y tenga un lugar identificado para que se le venda legalmente", aseveró. Mujica también se mostró a favor del matrimonio homosexual, pues la homosexualidad es una realidad "más vieja que el agujero del mate".

"Pepe" Mujica expresó en rueda de prensa que en su país no existe una legalización de la mariguana, sino más bien se trata de un "ensayo" para su "regularización".

Mujica se encuentra en Costa Rica en el marco de una invitación por parte de la federación de estudiantes de la estatal Universidad de Costa Rica (UCR), y visitó de cortesía al presidente Solís.

"La violencia mucho tiene que ver con la penetración de la metodología del narcotráfico que termina mucho más allá del camino del narcotráfico. La humanidad tiene que revisar esas políticas", afirmó el uruguayo.

Al ser consultado sobre la legalización del matrimonio homosexual indicó que en su país solamente "reconocen la realidad" y no gustan de andar persiguiendo a la gente. El ex presidente recordó que en 1914 Uruguay reconoció la prostitución legalmente, y estableció en esa misma época el divorcio.