Felipe VI cierra consultas políticas sin lograr candidato a jefe de gobierno

Con ellos termina su tercera ronda de entrevistas para constatar que no hay ningún candidato con apoyos suficientes para someterse a una investidura.
El rey Felipe VI recibe al portavoz de Democràcia i Llibertat (DiL) en el Congreso, Francesc Homs (d), dentro de la tercera ronda de consultas que celebra con los representantes de las formaciones políticas parlamentarias desde las elecciones, esta tarde en el Palacio de la Zarzuela.
El rey Felipe VI recibe al portavoz de Democràcia i Llibertat (DiL) en el Congreso, Francesc Homs. (EFE)

Madrid

El rey Felipe VI cierra hoy su ronda de consultas para intentar proponer un presidente del Gobierno, con encuentros con el jefe del Ejecutivo en funciones, Mariano Rajoy, y los líderes de los socialistas (PSOE), Pedro Sánchez, de Podemos (izquierda), Pablo Iglesias, y de Ciudadanos (liberales), Albert Rivera.

Con ellos termina su tercera ronda de entrevistas para constatar que no hay ningún candidato con apoyos suficientes para someterse a una investidura después de los resultados de las elecciones del pasado 20 de diciembre.

En esos comicios, el gubernamental Partido Popular (PP, centroderecha) obtuvo 123 escaños, de los 350 del Congreso, los socialistas (PSOE) 90, seguidos de dos nuevos partidos en el escenario político nacional: Podemos (izquierda), con 69 escaños, y Ciudadanos, que consiguió 40.

Concluidos los encuentros de hoy, Felipe VI confirmará si hay o no candidato y, en caso de que no lo haya, concluir que es preciso disolver el Parlamento y celebrar nuevas elecciones.

La convocatoria, según marca la legislación española, se haría el próximo 2 de mayo, dos meses después de la primera votación de investidura fallida, y las elecciones se celebraría el 26 de junio.

Tanto Rajoy como Sánchez trasladarán al monarca que no tienen apoyos para la investidura y que será preciso acudir de nuevo a las urnas para que los ciudadanos decidan cómo desbloquear la situación.

En los últimos días, todos los partidos políticos se han acusado mutuamente de ser los responsables de esta situación, inédita desde la restauración de la democracia en España en 1978.

Rajoy rehusó la propuesta del rey para ser presidente del Gobierno en la primera ronda de consultas, celebrada en enero, con el argumento de que no tenía apoyos suficientes.

En una segunda ronda, el socialista Pedro Sánchez, aceptó el ofrecimiento y se sometió a la investidura a principios de marzo, pero no tuvo votos suficientes.

En esta tercera ronda, se prevé que ninguno de los dos asuma la responsabilidad de presentarse a la investidura como presidente del Gobierno.