Deportación de migrantes es una operación militar: Trump

Durante una reunión con empresarios de compañías manufactureras, el mandatario de EU dijo que México debía tratar de forma justa a su país y que continuará con las deportaciones.
El presidente de EU, Donald Trump.
El presidente de EU, Donald Trump. (Reuters)

Washington

 El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que Washington espera ser tratado "de manera justa" por México y que las acciones para deportar a inmigrantes en situación irregular es una "operación militar".

En el mensaje que dio en México, el secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, dijo que no se utilizará la fuerza militar para deportar a los indocumentados.

Durante una reunión en la Casa Blanca con ejecutivos industriales, Trump señaló que "por primera vez estamos expulsando pandilleros, traficantes de drogas. Estamos echando a esos tipos, a un ritmo nunca antes visto. Y es una operación militar".

De acuerdo con el mandatario estadunidense, esos inmigrantes "son duros, pero no son tan duros como nosotros. De forma que los estamos echando del país".

TE RECOMENDAMOS:  Viaje de Tillerson y Kelly, alentador para relación con México: Casa Blanca

Al lanzar su candidatura presidencial había provocado un escándalo al tachar de "violadores" a inmigrantes mexicanos, pero posteriormente subió la apuesta al proponer expulsar del país a todos los inmigrantes ilegales, estimados en unos 11 millones.

La propuesta más ruidosa, sin embargo, fue la de construir un muro a lo largo de la frontera entre México y Estados Unidos, y enviar la cuenta para que la paguen las autoridades mexicanas.

Visita de Tillerson a México es un "viaje difícil"

Donald Trump calificó la visita de su secretario de Estado, Rex Tillerson, a México como un "viaje difícil"

Sus comentarios los hizo cuando habló de su plan para deportar a México a inmigrantes ilegales.

El mandatario se reunió con cerca de dos decenas de presidentes ejecutivos de grandes empresas estadunidenses y les comentó sobre su proyecto para que retornen a Estados Unidos varios millones de empleos.

Ayer, el vocero de la Casa Blanca, Sean Spicer, explicó que Trump y Tillerson se reunieron antes del viaje a México y que consideraban que la visita sería benéfica para la relación entre ambos países.

AFC