Cuba y EU debatirán mañana sobre migración

La conversaciones, que buscan la normalización de las relaciones diplomáticas entre los dos países, iniciarán mañana en La Habana después de 54 años de ruptura.
Una bandera cubana y una estadunidense ondean en el  de un hotel La Habana donde se hospeda una delegación del Congreso de EU.
Una bandera cubana y una estadunidense ondean en el balcón de un hotel La Habana donde se hospeda una delegación del Congreso de EU. (AP)

La Habana

Por primera vez en 54 años, Cuba y Estados Unidos se reúnen mañana en La Habana para dar un primer paso hacia la normalización de sus relaciones diplomáticas, en medio de enormes divergencias políticas.

Las conversaciones comenzarán a las 08:30, hora local (una menos en México), con el debate de temas migratorios, mientras que a partir de la misma hora del jueves se discutirá la reapertura de embajadas en Washington y La Habana, según el programa oficial emitido hoy.

Asimismo se examinarán eventuales acuerdos de cooperación, luego de que los dos gobiernos avanzaran discusiones en 2013 sobre temas como el restablecimiento del servicio postal directo. Los estadunidense hablaron hoy de proyectos de colaboración en la lucha contra el narcotráfico y el ébola.

La subsecretaria de Estado, Roberta Jacobson, y el subsecretario asistente, Edward Alex Lee, encabezan la delegaciones estadunidense, en tanto los cubanos están presididos por Josefina Final, directora general de la cancillería. No se descarta un intercambio a más alto nivel, tras finalizar las conversaciones.

El departamento de Estado dijo que Jacobson también se reunirá con "miembros de la sociedad civil independiente (del gobierno), así como con religiosos y líderes de negocios privados".

EU asume como sociedad civil básicamente a los grupos opositores existentes en el país, que el gobierno cubano considera "agentes a sueldo" de Washington.

Estos primeros intercambios oficiales "tienen objetivos modestos", advirtió por su parte el lunes en teleconferencia una portavoz del departamento de Estado.

"Los litigios por la confiscación de propiedad (tras el triunfo de la revolución en 1959) es un tema que deberá resolverse en el futuro, como parte del proceso de normalización de relaciones", aclaró.

Suman cinco mil 900 la empresas estadunidenses confiscadas en Cuba, entre ellas, grandes compañías como Coca-Cola, Colgate-Palmolive y Texaco. El gobierno cubano ya ha cerrado "acuerdos compensatorios" en casos similares con España, Canadá, Francia y otros países europeos.

El departamento de Estado dijo además que el tema de los derechos humanos en la isla "estará en el centro" de las conversaciones. Cuba ha planteado que está dispuesta a examinar ese asunto, pero debatiendo también la situación de los derechos fundamentales en EU.