• Regístrate
Estás leyendo: El respeto a gays y la no excomunión a divorciados, nuevos decretos papales
Comparte esta noticia
Jueves , 18.10.2018 / 09:41 Hoy

El respeto a gays y la no excomunión a divorciados, nuevos decretos papales

El Vaticano publica la exhortación apostólica ‘Amoris Laetitia’, con temas como aborto y sexo.

Publicidad
Publicidad

El papa Francisco abre la puerta a los divorciados que se vuelven a casar para que puedan acceder, según el caso, a la comunión, pero rechazó con firmeza el matrimonio entre homosexuales en un documento muy esperado sobre la familia.

Amoris Laetitia (la alegría del amor), un documento de 260 páginas cuyo contenido fue dado a conocer por el Vaticano, constata las dificultades que enfrentan muchos católicos con fracasos matrimoniales y nuevas uniones, además de recomendar para ellos un seguimiento especial a cargo de obispos y sacerdotes.

El documento es el fruto de dos ciclos de consultas y de dos tensos sínodos celebrados en octubre de 2014 y octubre de 2015 sobre la crisis que vive la familia.

El pontífice argentino decidió convocar dos sínodos sucesivos sobre un mismo tema para instar a la Iglesia a reflexionar y actualizarse ante las transformaciones de las sociedades modernas.

El pontífice invitó a hacerles sentir a los divorciados que se vuelven a casar “que son parte de la Iglesia” y recuerda claramente que “no están excomulgados”.

“Si bien no se nombra explícitamente la admisión a la eucaristía en el texto, en una nota a pie de página se hace referencia a los sacramentos. Francisco explica que no es posible fijar reglas canónicas generales, válidas para todos, por lo que el camino es el del discernimiento caso por caso”, explicó el vaticanista Andrea Tornielli.

En la segunda exhortación de su breve pontificado, Francisco acepta las uniones prematrimoniales como un paso adelante “hacia el camino de la plenitud del casamiento y de la familia” y reconoce las numerosas razones por las que las parejas, según el contexto social y cultural, deciden convivir.

Por primera vez, un texto oficial del Vaticano elaborado por un papa habla de erotismo, un tema tabú para muchos católicos.

El pontífice defendió la educación sexual con un “sano pudor” y, al mismo tiempo, criticó la definición de “sexo seguro” que, señala, “transmite una actitud negativa hacia la finalidad procreativa natural.

“Es difícil pensar la educación de dicho tema en una época en que la sexualidad tiende a banalizarse y a empobrecerse”, señaló.

“La sexualidad no es un recurso para gratificar (...). El más sano erotismo, si bien está unido a la búsqueda del placer, supone admiración, y por eso puede humanizar los impulsos”, reconoció.

El papa Francisco ha defendido el respeto a los homosexuales y su no discriminación, pero subrayó que sus uniones no pueden ser consideradas matrimonio y condenó las presiones de organismos que, con ayuda financiera, buscan lograr su legalización en otros países pobres.

También pidió acompañar tanto a los homosexuales como a sus familias para enfrentar la situación.

Por otro lado, el papa Francisco defendió otros temas polémicos como el valor de la vida humana y ha rechazado prácticas como el aborto o la eutanasia, al tiempo que recordó al personal sanitario “la obligación moral de la objeción de conciencia”.

El documento se encuentra en varios sitios web de la Iglesia.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.