• Regístrate
Estás leyendo: Tras la resaca de los JO, el país vuelve a su realidad económica y política
Comparte esta noticia
Domingo , 27.05.2018 / 21:36 Hoy

Tras la resaca de los JO, el país vuelve a su realidad económica y política

Apenas caído el telón, la nación se prepara para el proceso contra Dilma Rousseff, presidenta suspendida.

Publicidad
Publicidad

La Aldea

Con un carnaval en el Olimpo, Brasil se despidió el domingo de los Juegos Olímpicos (JO) y regresó a su dura realidad: muchas cuentas que pagar en medio de una atroz recesión y con su presidenta Dilma Rousseff a punto de ser destituida.

En una exuberante fiesta policroma que trasladó el Sambódromo al mítico estadio Maracaná, unas 70 mil personas dijeron adiós a los juegos bajo la lluvia y los vientos de más de 100 kilómetros por hora.

"Fueron unos juegos maravillosos en la ciudad maravillosa", declaró el presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach, antes de que se apagara en forma definitiva la llama olímpica en el Maracaná. "Los brasileños han transformado esta gran competición en una fiesta para todo el mundo", añadió.

Como Tokio acogerá los JO en 2020, la posta fue entregada al primer ministro japonés Shinzo Abe, que dejó al mundo boquiabierto al irrumpir en el estadio disfrazado del personaje de videojuegos Mario Bros.

La mayoría de los brasileños ha quedado orgulloso de la imagen que el país mostró al mundo, pero también creen que las Olimpiadas hicieron más daño que bien, según un sondeo del instituto Ibope difundido el domingo en el diario
O Estado de Sao Paulo.

Un 62% de los encuestados dijo que los JO fueron más negativos que positivos, mientras 57% consideró que mejoraron la imagen del país en el mundo.

Este país con inmensas desigualdades sociales padece desempleo récord, una inflación que duplica la meta oficial y la peor recesión en casi un siglo. Tras la fiesta, ha llegado la hora de pagar las cuentas, sin que faltaran polémicas ni escándalos.

El presidente del Comité Olímpico Irlandés y de los Comités Olímpicos Europeos, Patrick Hickley, fue encarcelado en una prisión de máxima seguridad de Río tras ser acusado de liderar una red de reventa ilegal de ingresos.

Y el nadador estadunidense Ryan Lochte se vio obligado a pedir disculpas tras mentir que fue asaltado por policías armados al regresar de una fiesta, cuando en realidad estaba borracho y vandalizó una gasolinera junto a tres de sus compañeros de equipo.

Speedo USA y Ralpah Lauren anunciaron el lunes que ya no patrocinarán a Lochte, poseedor de 12 medallas olímpicas.

Y mientras Estados Unidos se vuelve con las maletas cargadas de oro (46 de un total de 121 medallas), afianzándose como la potencia deportiva mundial, lo novedoso es que Gran Bretaña, con su barrida en ciclismo, desplazó a China —que tuvo sus peores JO en 20 años— del segundo lugar del medallero (27 oros).

América Latina celebró 19 sueños dorados, seis más que en Londres-2012.

El anfitrión Brasil tuvo el mejor desempeño de la región. No consiguió ubicarse en el top 10 de cantidad total de medallas como era su objetivo, pero quedó en 13° lugar, su mejor desempeño en unos JO.

Apenas caído el telón de los JO, los brasileños se preparan para enfrentar días dramáticos con el inicio este jueves del juicio de destitución de la suspendida presidenta Dilma Rousseff.

Acusada de maquillar las cuentas públicas, Rousseff insiste en que es víctima de un golpe legislativo tramado por su ex vice y actual archirrival, el presidente interino Michel Temer. Todo indica que será destituida por el Senado a fin de este mes.

Abucheado el 5 de agosto en la ceremonia de apertura, y con muchos brasileños protestando contra él en los estadios olímpicos, Temer prefirió no acudir al cierre de Río-2016 para evitar nuevas humillaciones.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.