Presidente de Italia renunciará: primer ministro

La dimisión del presidente Giorgio Napolitano se confirmó en diciembre pasado cuando dijo que renunciaría por razones de salud y de edad apenas concluyera la presidencia de la UE.
Napolitano fue electo por primera vez en 2006 y ha sido el primer jefe de Estado de la historia republicana italiana que repite mandato.
Napolitano fue electo por primera vez en 2006 y ha sido el primer jefe de Estado de la historia republicana italiana que repite mandato. (Reuters)

Roma, Italia

El presidente italiano, Giorgio Napolitano, presentará su dimisión dentro de unas horas, dijo el primer ministro Matteo Renzi, abriendo un delicado proceso político para nombrar a un nuevo jefe de Estado.

Napolitano, de 89 años, que aceptó a regañadientes un segundo mandato en el 2013 después de unas elecciones estancadas que amenazaron con dejar a Italia políticamente a la deriva, dijo el mes pasado que dimitiría pronto debido a dolencias relacionadas con su edad.

"Me gustaría que saludáramos a Napolitano, un europeísta comprometido que en estas horas abandonará su puesto (...) habiendo dirigido a Italia con inteligencia y sabiduría", dijo Renzi en un discurso ante el Parlamento Europeo para marcar el cierre del semestre de la Unión Europea.

La dimisión de Napolitano se confirmó en diciembre pasado cuando dijo que renunciaría por razones de salud y de edad apenas concluyera la presidencia italiana de la UE.

Napolitano presentará su dimisión este miércoles en torno al mediodía y su último acto oficial serán los honores militares que se le rendirán en el patio principal del Palacio del Quirinale, sede de la presidencia, indicaron medios de prensa.

El líder del Senado, Pietro Grasso asumirá interinamente la jefatura de Estado en espera que el Parlamento elija al nuevo mandatario.

Se espera que la votación en el Parlamento italiano para nombrar un nuevo presidente comience a finales de enero. Es necesaria una mayoría de dos tercios de los legisladores en las dos cámaras del Parlamento en las primeras tres rondas de votación para elegir al mandatario.

Por ello, la selección será un indicador de la fuerza con la que cuenta Renzi entre los legisladores de su Partido Democrático de centroizquierda.

El jefe de Estado italiano tiene amplios poderes políticos. Puede designar primeros ministros, disolver el Parlamento y convocar elecciones anticipadas.

Entre los candidatos potenciales para suceder a Napolitano se encuentran Romano Prodi, ex primer ministro y presidente de la Comisión Europea, y el ex primer ministro Giuliano Amato. Ambos han sido candidatos a la presidencia en el pasado.

El sucesor de Napolitano deberá ser una figura de alto perfil debido a las responsabilidades que enfrentará, dijo Renzi.

"La Constitución define un perfil (...) con responsabilidades relevantes en la vida cotidiana y muy relevantes en algunos momentos históricos", dijo el primer ministro.

Renzi expresó su gratitud para con Napolitano y aseguró que "será un gran senador vitalicio y hará sentir su voz también en el debate europeo".

Napolitano fue electo por primera vez en 2006 y ha sido el primer jefe de Estado de la historia republicana italiana que repite mandato.

Fue bajo su arbitrio y dirección que nacieron los tres últimos gobiernos (de Mario Monti, Enrico Letta y Matteo Renzi), ninguno de los cuales salió de las urnas.

En noviembre de 2011 movió los hilos para obligar a renunciar al entonces primer ministro Silvio Berlusconi, al que los mercados no daban ninguna credibilidad para enfrentar la crisis financiera en un momento en que Italia había quedado a un paso del abismo.