Isabel II estrena carruaje histórico

La reina de Inglaterra usó hoy por primera vez para llegar al Parlamento de Westminster, una carroza fabricada con piezas que datan de siglos de la historia británica.

Londres

La carroza que la reina Isabel II de Inglaterra utilizó hoy por primera vez para desplazarse al Parlamento de Westminster está fabricada con piezas que aglutinan siglos de la historia británica.

El carruaje incorpora fragmentos del buque de guerra de Enrique VIII "Mary Rose", una corona fabricada a partir de la madera del "HMS Victory", navío insignia del almirante Horacio Nelson en la batalla de Trafalgar, así como un fragmento del manzano que, según la leyenda, inspiró a Isaac Newton para formular la ley de la gravedad.

Vestida con un manto de armiño y la corona imperial, la soberana británica, de 88 años, se subió hoy por primera vez a ese carruaje, que comenzó a fabricarse con motivo de su 80 cumpleaños, para trasladarse desde el palacio de Buckingham hasta Westminster, donde pronunció un discurso con los planes del Gobierno de cara al próximo curso legislativo.

La segunda carroza que ha adquirido la Casa Real británica en los últimos 100 años ha costado unos 3 millones de libras (3,6 millones de euros).

El interior del carruaje, en el que la reina estuvo hoy acompañada por su esposo, el duque de Edimburgo, que la próxima semana cumple 93 años, está tapizado con seda amarilla e incorpora mas de 100 piezas donadas por distintos museos y organizaciones británicas.

Los marcos de las ventanas y los paneles interiores se han elaborado con materiales procedentes de la catedral de Canterbury y el número 10 de Downing Street (residencia y despacho oficial del primer ministro del Reino Unido), así como de las bases polares que utilizaron los exploradores Robert Scott y Ernest Shackleton.

El vehículo, tirado por caballos, incluye asimismo mecanismos modernos, como los seis estabilizadores hidráulicos que, cubiertos de pan de oro, contribuyen a la comodidad en el interior de un carruaje que pesa tres toneladas.

La carroza es una creación del artesano australiano Jim Frecklington, que ha trabajado durante cerca de un decenio en ella en su taller de Sidney y que se desplazó a Londres para asistir hoy al primer viaje de la reina en ese vehículo, que ha sido bautizado como el "Carruaje del Jublieo de Diamantes".

"Quería crear algo muy especial para conmemorar su reinado. Nuestra reina pasará a la historia como una de las mayores monarcas que ha vivido alguna vez, por lo que pensé que debíamos producir algo tangible para conmemorarlo", dijo Frecklington a la prensa.

El artesano, que concibió el vehículo como un regalo para la reina, recibió 138.000 libras (165.000 euros) del Gobierno australiano como financiación, si bien acabó hipotecando su casa para sufragar con su propio dinero el resto de la fabricación de un vehículo con 260 zafiros y 48 diamantes incrustados en las manecillas de las puertas.

Una vez construida, la carroza ha sido adquirida por la Royal Collection Trust, la organización que gestiona el patrimonio artístico de la familia real británica.