Las fuerzas del régimen sirio ejecutan a 15 civiles en Homs, según ONG

Los opositores Comités de Coordinación Local y la Comisión General de la Revolución Siria afirmaron que los muertos, entre los que hay mujeres y menores, son miembros de dos familias que fueron ...
Un rebelde patrulla un edificio abandonado en el barrio de Jubaila, en la ciudad de Deir Ezzor, en el noreste de Siria
Un rebelde patrulla un edificio abandonado en el barrio de Jubaila, en la ciudad de Deir Ezzor, en el noreste de Siria (AFP)

El Cairo

Al menos quince civiles han sido supuestamente ejecutados por leales al régimen de Damasco en la localidad de Sajné, en la provincia siria de Homs (centro), denunciaron hoy activistas y grupos de la oposición.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos precisó que las víctimas murieron en Helek al Hil, en las afueras de Sajné, y destacó que activistas en la zona acusan a los leales al régimen de Bashar al Asad de haber cometido los asesinatos.

Por su parte, los opositores Comités de Coordinación Local y la Comisión General de la Revolución Siria indicaron que los muertos son miembros de dos familias y que entre ellos hay mujeres y menores. Según la versión de estos dos grupos, los fallecidos fueron degollados por los fieles al régimen cuando intentaban huir de Sajné, que está siendo bombardeada.

Los cadáveres han sido traslados al hospital de Palmira, en la misma provincia. Estas informaciones no han podido ser verificadas de forma independiente debido a las restricciones impuestas por las autoridades sirias a los periodistas para trabajar.

Asimismo, rebeldes islamistas sirios ejecutaron ayer a tiros a un hombre que supuestamente violó y asesinó a una mujer junto a sus dos hijas, de uno y tres años de edad, cuando intentaban huir a Jordania, informaron hoy activistas.

El director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos, Rami Abdel Rahman, dijo a Efe que Salem Hamed al Suihli, presuntamente mató hace dos días a sus víctimas en la zona de Wadi Zizun, en la provincia de Derá, en la frontera entre Siria y Jordania.

Según el testimonio de vecinos de la zona, Al Suihli se aprovechó de la necesidad que tenía la mujer de huir del país y la acompañó hasta la frontera. Cuando llegaron a un lugar deshabitado cometió el crimen y le robó a la mujer el dinero, un teléfono y sus documentos de identidad.

Los residentes en el área encontraron los cadáveres y denunciaron los asesinatos a los insurgentes que averiguaron que el sospechoso había huido a la aldea de Yalín, donde lo capturaron. Al Suihli fue condenado a morir fusilado por un tribunal religioso islámico en la zona oeste de Derá, tras confesar su supuesto delito.

Abdelrrahman destacó que los verdugos son rebeldes pertenecientes a facciones islamistas sirias y que en ningún caso son miembros del Estado Islámico de Irak y del Levante (Siria) o del Frente al Nosra, que centran sus operaciones en el norte del país. El activista subrayó que Al Suihli había sido excarcelado en octubre de 2011, tras pasar más de veinte años en prisión por un caso de abuso sexual.

De otra parte, el régimen sirio ha liberado a 48 mujeres detenidas en un canje de presos con un grupo rebelde y con la mediación de Catar, informó hoy el canal de televisión catarí Al Yazira.

Por su parte, la brigada Tormenta del Norte, perteneciente al rebelde Ejército Libre Sirio (ELS) y que lucha en la localidad septentrional de Azaz, señaló en un comunicado que el canje incluía la liberación de nueve libaneses capturados por este grupo y acusados de trabajar para los servicios secretos sirios.

Esas nueve personas son los chiitas libaneses que estuvieron secuestrados durante 17 meses en Siria y que el pasado sábado llegaron a Beirut procedentes de Turquía. En la operación, Ankara también obtuvo la liberación de dos pilotos de la compañía aérea Turkish Airlines, que habían sido secuestrados en agosto en Beirut como represalia.

Más de cien mil personas han muerto desde el inicio del conflicto en territorio sirio a mediados de marzo de 2011, según la ONU. El Observatorio Sirio de Derechos Humanos eleva la cifra a más de 115 mil fallecidos.