Critican congresistas a Obama por postergar reforma migratoria

El legislador latino y demócrata Luis Gutiérrez señaló que el presidente Barack Obama realiza cálculos políticos con la reforma.
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, tiene en el Estado Islámico un adversario que desafía su negativa a intervenir militarmente
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama. (AFP)

Washington

Legisladores latinos y activistas criticaron duramente la decisión del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, de postergar medidas ejecutivas sobre inmigración y prometieron mantener la presión para que realice cambios notorios.

Los legisladores demócratas Luis Gutiérrez y Tony Cárdenas acusaron el domingo a Obama de realizar cálculos políticos, un día después de que el mandatario anunciara que esperaría hasta luego de las elecciones legislativas de noviembre para realizar cambios a las leyes de inmigración.

El anuncio marcó un cambio para Obama, quien públicamente había prometido que tomaría medidas para fines del verano boreal.

"Jugar sobre seguro puede ganar una elección", dijo Gutiérrez al programa "This Week" de la cadena de televisión ABC. "Pero nunca conducirá a la equidad, la justicia y una buena política pública de la que se pueda estar orgulloso".

Demócratas del Senado que se arriesgan a perder sus escaños en las elecciones de noviembre habían presionado a la Casa Blanca para que congelara una orden ejecutiva.

Si bien muchos partidarios de cambios a las normas de inmigración han presionado para que se moderen las deportaciones de indocumentados, en el verano creció la presión entre un público más amplio, alentada por acusaciones de los republicanos de que un decisión del ejecutivo sería un exceso de autoridad de Obama.

Gutiérrez, miembro del grupo de congresistas hispanos y un apasionado defensor de los inmigrantes, dijo que había llamado a Obama y a la Casa Blanca tras oír que se postergaría la acción ejecutiva. Añadió que espera reunirse con funcionarios esta semana para discutir el asunto.

Cárdenas, quien también es del grupo hispano, dijo en un programa de televisión de CNN sobre Obama: "Estamos todos muy frustrados con él ahora, porque se demora demasiado en tomar sus acciones ejecutivas".

Grupos defensores de los inmigrantes también criticaron la demora.

"La última promesa rota del presidente es otra bofetada en la cara de los latinos y de la comunidad de inmigrantes", dijo en un comunicado el sábado Cristina Jiménez, directora gerente del grupo defensor de los inmigrantes United We Dream (Soñamos Unidos).

United We Dream pidió a quienes le apoyan que usen la etiqueta "#deporterinchief" para instar a Obama a que deje de deportar inmigrantes indocumentados.

El Senado había aprobado el año pasado una reforma de la inmigración que hubiese ofrecido un camino a 11 millones de inmigrantes para conseguir la ciudadanía en Estados Unidos, pero el proyecto de ley quedó estancado en la Cámara de Representantes controlada por los republicanos.