Referendo revocatorio de alcalde de Bogotá, el 6 de abril

En un principio se había previsto la fecha de la votación sobre el futuro de Gustavo Petro para el 2 de marzo, pero tuvo que ser reprogramado por problemas logísticos.
Gustavo Petro, alcalde izquierdista de Bogotá, agradeció el apoyo de la CIDH
Gustavo Petro, alcalde izquierdista de Bogotá (EFE)

Bogotá

El referendo revocatorio del alcalde de Bogotá, el izquierdista Gustavo Petro, fue reprogramado para el 6 de abril, informó hoy la autoridad electoral colombiana, que ya había advertido de la imposibilidad de realizarlo el 2 de marzo, como estaba previsto, por problemas logísticos. "Hemos sumado los 33 días (necesarios para organizar la votación) y la fecha es el 6 de abril", dijo a la prensa el registrador nacional, Carlos Sánchez.

"No hay manera" de mantener la fecha del 2 de marzo por las "restricciones presupuestales y los requisitos contractuales", añadió el máximo responsable de la Registraduría Nacional (ente electoral colombiano). Este referendo revocatorio fue convocado por iniciativa del parlamentario derechista Miguel Gómez, quien recolectó cerca de 640 mil firmas para lograrlo.

En paralelo al referendo, Petro enfrenta una sanción para destituirle e inhabilitarle por quince años, que le impuso la Procuraduría en diciembre por un caso de mal manejo en la modificación del sistema de recolección de basura de la ciudad. Pero esa sanción quedó temporalmente suspendida por un tribunal administrativo, por lo cual el proceso de revocatoria sigue en marcha aunque existe la posibilidad de que sea suspendido si el Consejo de Estado, la máxima autoridad en justicia disciplinaria, ratifica la destitución.

La Registraduría explicó que requiere de 35 mil millones de pesos (unos 17 millones de dólares) para organizar el referendo revocatorio contra Petro, que le serán facilitados por el Gobierno colombiano, pero recién dispondrá de esos fondos la semana que viene y solo en ese momento podrá comenzar a contratar los servicios que se requieren para la votación.

Petro, un economista y ex guerrillero de 53 años, fue elegido para gobernar Bogotá de 2012 a 2016 y defiende que su situación en la alcaldía se defina en las urnas y no por la sanción administrativa.

El equipo de campaña del alcalde de Bogotá, que no se pronunció hoy inmediatamente después del anuncio del cambio de fecha del revocatorio, había advertido con anterioridad que ante una postergación del referendo entablaría acciones legales contra esa decisión porque perjudicaría al alcalde. Para que el alcalde sea revocado, la participación en el referendo debe superar el 55% de los votos emitidos el día de su elección y que la mitad más uno de ellos sea por el sí.

El cargo de alcalde de Bogotá, una ciudad de siete millones de habitantes, es el segundo más importante en Colombia después del de presidente de la República.