Recuperan ciudades tomadas en Irak por el Estado Islámico

Soldados iraquíes y kurdos con el apoyo de bombardeos lanzados por aviones de combate de la coalición internacional tomaron el control de ciudades al norte y sur de Irak.
Soldados iraquíes realizan un patrullaje en Jurf al-Sakhar, un área estratégica contra el Estado Islámico.
Soldados iraquíes realizan un patrullaje en Jurf al-Sakhar, un área estratégica contra el Estado Islámico. (Reuters)

Bagdad

El Ejército iraquí y las fuerzas kurdas retomaron hoy el control de ciudades en el norte y sur de Irak que habían sido capturados por los combatientes del grupo fundamentalista Estado Islámico (EI), informaron autoridades del país.

Los yihadistas fueron expulsados en las últimas horas durante las ofensivas terrestres que conducen soldados iraquíes y kurdos con el apoyo de un sinnúmero de bombardeos lanzados por aviones de combate de la coalición internacional liderada por Estados Unidos.

Las fuerzas kurdas Peshmerga aseguraron que este sábado tomaron el control de varias localidades que estaban en poder del EI en el norte de Irak durante el viernes y la mañana de este sábado, una de ellas fue Zumar, cercana a la ciudad de Mosul.

La ofensiva en Zumar tuvo lugar la madrugada de este sábado cuando las fuerzas kurdas avanzaron sobre la ciudad desde cinco puntos diferentes, indicaron fuentes castrenses, citadas en reportes de la cadena de noticias Al Yazira.

La televisión estatal iraquí informó que en los enfrentamientos que estallaron en las calles de Zumar perdieron la vida al menos 50 combatientes del EI, mientras que unos 10 vehículos artillados de los militantes fueron destruidos.

Zumar fue una de las primeras ciudades controladas por los kurdos que cayeron en manos de los yihadistas en agosto pasado.

Por separado, las fuerzas de seguridad iraquíes anunciaron que arrebataron al EI el control de la ciudad de Jurf al-Sakr, unos 50 kilómetros al sur de Bagdad, considerada clave, pues se halla junto a la carretera que conecta a la capital con Najaf y Kerbala.

"Conseguimos expulsar a los terroristas de Jurf al-Sakr hoy y ahora izamos la bandera iraquí en las oficinas del gobierno", afirmó Sadiq Madloul, gobernador de la provincia de Babel donde se ubica esa ciudad.

Tras la salida de los rebeldes, las tropas iraquíes hallaron más de 300 artefactos explosivos improvisados en sitios abandonados por los yihadistas.

Las operaciones de las tropas en tierra recibieron el respaldo de las fuerzas aéreas internacionales, que poco antes de las ofensivas llevaron a cabo 22 ataques contra posiciones de los islamistas armados.