Recuento de votos en Pensilvania va a corte federal

La decisión de llevar el asunto a instancias federales ocurre dos días antes de una audiencia sobre el caso en un tribunal estatal.

Pensilvania

El esfuerzo por recontar los votos en el estado de Pensilvania fue remitido a un tribunal federal luego que los promotores desistieron de llevarlo al tribunal estatal.

La candidata del Partido Verde, Jill Stein, está impulsando las gestiones para reexaminar el escrutinio de los comicios presidenciales del 8 de noviembre, debido a que las encuestas daban como ganadora a la demócrata Hillary Clinton, y resultó ganador sorpresivamente el republicano Donald Trump.

TE RECOMENDAMOS: Ex candidata ecologista de EU pedirá recuento de votos

El abogado de la iniciativa Jonathan Abady dijo que pedirán a un tribunal federal intervenir el lunes.

"Que no quepa la menor duda: la campaña de Stein continuará luchando por un recuento en todo el estado de Pensilvania", dijo Abady en un comunicado el sábado por la noche. "Estamos comprometidos con esta lucha para garantizar los derechos políticos y cívicos de todos los estadunidenses".

Denunció que crecen los obstáculos para un recuento en Pensilvania y que el sistema judicial del estado carece de los recursos para lidiar con el tema.

Stein ha encabezado la campaña por los recuentos en Pensilvania, Michigan y Wisconsin, tres estados que en el pasado han apoyado a demócratas y que inesperadamente, y por estrecho margen, favorecieron al republicano en esta ocasión.

Stein ha justificado la campaña como un esfuerzo por determinar si las máquinas escrutadoras y los sistemas electrónicos fueron hackeados o manipulados. Los abogados, sin embargo, no han ofrecido evidencia alguna de hacking, y tanto el Partido Republicano en el estado como el equipo de Trump le habían pedido al tribunal que desestime el pedido.

TE RECOMENDAMOS: Trump critica a Hillary Clinton por recuento

La decisión de llevar el asunto a instancias federales ocurre dos días antes de una audiencia sobre el caso en un tribunal estatal. El documento entregado el sábado para retirar la gestión de la instancia estatal afirma que los votantes afiliados al Partido Verde que sometieron el asunto a esa instancia "son ciudadanos comunes de recursos modestos" y no tienen el millón de dólares que se les está exigiendo por el tribunal para las 5 de la tarde del lunes.

Entretanto continúan los esfuerzos por recontar los votos y analizar las máquinas conteo en otras localidades.

El jueves comenzó un recuento en Wisconsin, y se espera que esta semana comience uno en Michigan.

La victoria de Trump en Pensilvania fue particularmente sorpresiva. Es un estado vital para ganar las elecciones, y ningún republicano lo había ganado desde 1988.

jamj