Récord en cultivo de opio en Afganistán: creció 36% en 2013

Un informe de la ONU revela que la producción de esta droga aumentó un 49 % respecto a 2012, con un total de 5,500, lo que "probablemente" rebajó el precio de la misma en un 12 %.
Un agricultor afgano recolecta opio el pasado 29 de abril, en un campo de amapolas en el distrito afgano de Khogyani
Un agricultor afgano recolecta opio el pasado 29 de abril, en un campo de amapolas en el distrito afgano de Khogyani (AFP)

Kabul

La ONU y el Ministerio de Lucha contra los Narcóticos afgano anunciaron hoy que el cultivo de opio creció el 36 % en 2013 respecto al año anterior, lo que supone un nuevo récord. Un informe de Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito (ONUDD) subrayó además que la producción de esta droga aumentó un 49 % respecto a 2012, con un total de 5,500 toneladas de opio, lo que "probablemente" rebajó el precio de la droga en un 12 %.

El estudio, presentado en Kabul, remarcó que el alto precio del opio en 2012 fue uno de los principales factores tras el aumento del cultivo de la adormidera. También indicó que el "incierto futuro" del país asiático con la retirada de la OTAN y las elecciones generales el próximo año como trasfondo político podría haber motivado a los agricultores a apostar por el opio.

El director ejecutivo de la ONUDD, Yury Fedotov, afirmó que la situación "da que pensar" y resaltó que supone una amenaza para la salud, la estabilidad y el desarrollo en Afganistán, de acuerdo con un comunicado difundido por la agencia de la ONU. "Conforme se aproxima 2014 y la retirada de las tropas internacionales del país, los resultados del Estudio de Opio en Afganistán en 2013 deben ser considerados como lo que son: una advertencia y una llamada urgente para la acción", remarcó Fedotov.

Afganistán es el principal productor de adormidera, y el año pasado el 75 % de la heroína mundial procedió del país, a pesar de los esfuerzos de la comunidad internacional para erradicar su cultivo e impulsar otro tipo de plantaciones en los últimos años. El área de cultivo de la planta de la adormidera aumentó hasta las 209 mil hectáreas, muy por encima del anterior récord de 193 mil hectáreas alcanzado en 2007.

Además, el número de provincias afganas en las que se produce opio aumentó de 17 a 19 del total de 34, debido a que Balkh y Faryab han perdido su estatus de regiones libres de esta droga. La relación entre la inseguridad y el cultivo de opio es evidente, de acuerdo con la ONUDD: el 90 % del cultivo este año estuvo confinado a nueve provincias en el sur y el oeste del país, las zonas más golpeadas por la insurgencia talibán.

En Helmand, principal provincia responsable de la mitad de la producción de la planta adormidera, el área dedicada a este cultivo aumento un 34 %, mientras que en Kandahar creció un 16 %. La campaña gubernamental de erradicación del opio disminuyó un 24 % hasta las 7,300 hectáreas en el país, y el número de fallecidos en estos esfuerzos se situó en 143 personas en comparación con 102 en 2012.

Hasta 2010, el 90 % de la heroína mundial procedía de Afganistán, una situación que se repetirá si no se erradica su actual cultivo. Según datos recientes de la ONU, los ingresos que genera el opio financian el 15 % de las actividades de los talibanes.