Nepal se prepara para la reconstrucción

Al cumplirse dos semanas de que un terremoto devastara a la nación, el gobierno nepalí anunció que se están evaluando los daños para comenzar a construir nuevamente miles de edificios.
Residentes de la aldea de Kenjing Gompa, en el centro de Nepal, caminan entre edificios destruidos
Residentes de la aldea de Kenjing Gompa, en el centro de Nepal, caminan entre edificios destruidos (AFP)

Katmandú, Nepal

Nepal se prepara para su reconstrucción tras el terremoto que golpeó el país hace dos semanas causando la muerte de casi 8 mil personas, y pondrá especial énfasis en la rehabilitación de edificios, patrimonio histórico y las rutas de senderismo que atraen a un gran número de turistas.

El Gobierno nepalí creará un organismo para gestionar las tareas de reconstrucción una vez finalizada la evaluación de los daños que efectúa junto con agencias humanitarias internacionales, informó el ministro de Finanzas, Ram Sharan Mahat, de acuerdo con el diario "Kantipur".

Las agencias internacionales deberán canalizar su ayuda a través de ese organismo para garantizar la "efectividad" y evitar la "duplicación" de proyectos, según Mahat.

"El Gobierno ha dejado muy claro que todos los fondos que lleguen a través de grupos internacionales para la reconstrucción y rehabilitación deben ser canalizados a través del mecanismo gubernamental", dijo Mahat a "Kantipur".

"La distribución de ayuda hubiese sido mejor si (las agencias internacionales) se hubiesen coordinado con el Gobierno, ya que éste rinde cuentas ante la gente. También se hubiese evitado la duplicación en la distribución de ayuda", indicó Mahat.

El responsable de la cartera de Finanzas afirmó además que espera que lo aportado se destine al Fondo de Ayuda al Desastre del Primer Ministro, que solo ha recibido hasta ahora dinero del Banco de Desarrollo Asiático, Catar, Bután y ciudadanos particulares.

El primer ministro, Sushil Koirala, dijo ayer que organizará una conferencia internacional de donantes para recaudar fondos y ha emitido una directiva a sus embajadas en todo el mundo para que aumenten los esfuerzos para conseguir ayuda.

Otro de los puntos a reconstruir es la industria turística, que en 2014 supuso alrededor de un 8 % de la economía de Nepal, uno de los países más pobres del mundo, situado en el puesto 145 del Índice de Desarrollo Humano.

El Gobierno ha creado junto con empresas del sector un equipo de trabajo para estudiar los daños causados a las rutas de senderismo y el patrimonio histórico, uno de los imanes de turistas.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), algunos centros históricos que resultaron gravemente dañados por el terremoto son las plazas Durbar de Katmandú y Patan, los palacios de Hanuman Dhoka en la capital, el recinto monumental de Bhaktapur y la célebre torre Dharahara.

Además del patrimonio, el senderismo y el montañismo son parte de las atracciones turísticas del país asiático, que recibió el año pasado unos 800 mil viajeros, de los que un 30 % hicieron algún tipo de actividad en las montañas.

"Tenemos que garantizar a los viajeros que sus caminos de montaña y de senderismo favoritos están intactos", dijo el presidente de la Asociación de Agencias de Senderismo de Nepal (TAAN), Ramesh Dhamala, al diario "Kantipur".

Dhamala estimó que algunas de las rutas más populares como las de Manaslu, Ganesh Himal, el valle Ruby, Langtang y Rolwaling han quedado totalmente destrozadas.

El Ministerio de Turismo calcula que el senderismo crea unos 50 mil puestos de trabajo en el país, por delante de los hoteles y las agencias de viajes, por lo que es una de las prioridades.

De acuerdo con las últimas cifras oficiales, el sismo ha causado al menos 7 mil 912 muertos y 17 mil 871 heridos.

Este ha sido el terremoto de mayor magnitud en Nepal en 80 años y el peor en la región del Himalaya en una década, desde que en 2005 otro sismo ocasionara más de 84 mil muertos en Cachemira.