Rebeldes sirios sitian la sede de yihadistas ligados a Al Qaeda

La ciudad de Raqa, la única capital de provincia de Siria que no está en manos del régimen de Asad, es el principal bastión del Estado Islámico en Irak y el Levante (EIIL), mientras 18 personas ...
Manifestantes enseñan el Corán mientras protestan ante la sede del EIIL en Alepo reclamando el fin de los combates con los rebeldes
Manifestantes enseñan el Corán mientras protestan ante la sede del EIIL en Alepo reclamando el fin de los combates con los rebeldes (AFP)

Damasco

Rebeldes sirios mantienen sitiada la sede de los yihadistas del Estado Islámico en Irak y el Levante (EIIL) en Raqa, feudo en el norte del país de este grupo vinculado a Al Qaeda y hasta hace poco aliado de los insurgentes en su combate contra el régimen de Bashar al Asad. Este nuevo frente se abrió el viernes tras meses de tensiones entre ambos bandos en territorio rebelde y se produce a menos de dos semanas de que se celebre la conferencia de paz sobre Siria prevista el 22 de enero en Suiza.

La oposición siria, que acaba de reelegir como su presidente a Ahmad Yarba, discutió hoy sobre su posible participación en esta conferencia que quiere encontrar una salida política a la guerra en el país que ya dejó más de 130 mil muertos en casi tres años, según una ONG. En Raqa, la única capital de provincia de Siria que no está en manos del régimen, y principal bastión del EIIL en el país, los rebeldes asedian desde la madrugada del lunes el cuartel general de este grupo extremista.

"Liberaron a 50 prisioneros sirios retenidos por el EIIL en otro edificio", informó el opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH). Los liberados son rebeldes y militantes capturados por los yihadistas, pero entre ellos no figuran los periodistas extranjeros y el sacerdote jesuita Paolo Dall'Oglio, secuestrados por el EIIL, según el OSDH que basa sus informaciones en una amplia red de militantes y médicos que se encuentran sobre el terreno. El EIIL mantiene detenidos a cientos de militantes, rebeldes y civiles, en la ciudad tomada en marzo de 2013, informó el OSDH.

Los rebeldes acusan a este grupo extremista de haber instaurado un régimen de "terror" a través de secuestros, decapitaciones e imponiendo por la fuerza su interpretación extrema del Islam. Estos abusos provocaron la ira de los insurgentes, empujándoles a atacar al EIIL en las provincias de Alepo (norte) e Idleb (noroeste). Los combates se propagaron rápidamente a Raqa, causando decenas de muertos en ambos bandos.

Hoy se encontró el cuerpo de un niño decapitado cerca de una sede del EIIL en la región de Idleb, según el OSDH. Sin embargo, el principal reproche de los insurgentes al EIIL se centra en sus aspiraciones hegemónicas en territorio rebelde. Actualmente, el poderoso Frente Islámico, el recientemente creado Ejército de los Muyahidines (islamista) y el Frente de los Revolucionarios de Siria ("moderado", no islamista) son las principales coaliciones que combaten al régimen sirio.

Otro grupo yihadista, el Frente al Nosra (la rama oficial de Al Qaeda en Siria), era hoy el principal participante en el asedio al cuartel general en Raqa, donde está enfrentado desde hace meses con el EIIL, según el OSDH. Considerado por Washington como una organización terrorista, Al Nosra está integrada principalmente por sirios, mientras que el EIIL cuenta con numerosos yihadistas extranjeros en sus filas.

Al menos dieciocho personas murieron hoy en Siria, entre ellas cuatro menores, en bombardeos de la aviación del régimen de Bachar al Asad en la ciudad de Alepo y su periferia, en el norte del país. El Observatorio Sirio de Derechos Humanos señaló que al menos doce personas fallecieron, entre ellas tres niños y cuatro mujeres, en la población de Baza, en las afueras de esa localidad, después de que helicópteros gubernamentales arrojaran barriles de explosivos.

Otras seis personas perdieron la vida en el barrio de Haidaria, en Alepo en un bombardeo similar. En Alepo, un kamikaze de 16 años detonó sus explosivos cerca de un punto de control rebelde, matando a un insurgente. La Coalición de oposición informó del secuestro de un ex dirigente rebelde cerca de Alepo y acusó indirectamente al EIIL. Los rebeldes ejecutaron a dos combatientes del EIIL en Alepo delante de los habitantes e incendiaron el cuerpo de uno de ellos, informó el OSDH.

Por otro lado, en las afueras de Damasco, tres personas perecieron en un ataque de helicópteros del Ejército en la localidad de Yalda, al sur de la capital. Asimismo, hubo bombardeos en el área de Daria, en Guta Occidental, y varios proyectiles de mortero impactaron en Meliha, también en la periferia de Damasco, donde se registraron varios heridos. En Darkush (Idleb), un atentado con coche bomba contra un puesto de control rebelde dejó un número indeterminado de muertos, según el OSDH.

El régimen de Al Asad se frota las manos ante la fragmentación del adversario. "Cuando estas bandas están bajo la presión del ejército y de la falta de refuerzos, se devoran entre ellas", comentó a la AFP una fuente de seguridad. El ejército gubernamental llevó a cabo bombardeos en los alrededores de Damasco y Alepo que dejaron hoy trece muertos, según el OSDH. Washington invitó a Irán a que pida a Damasco que detenga los bombardeos en zonas rebeldes.

Mientras tanto, la ONU envió las invitaciones para participar en la conferencia "Ginebra 2", pero Irán no figura en esta primera lista de invitados. Los jefes de la diplomacia rusa y estadunidense discutirán durante una reunión el 13 de enero sobre la asistencia del principal aliado regional de Siria. La Coalición Nacional de la oposición siria debe decidir en las próximas horas sobre su participación en "Ginebra 2". Su principal integrante, el Consejo Nacional sirio (CNS), ya anunció que boicoteará la conferencia ante la falta de garantías para que se produzca la marcha de Asad.

La Coalición Nacional Siria (CNFROS), principal alianza opositora, informó hoy que ha reelegido a Ahmed Yarba como presidente a poco más de dos semanas de que se celebre la conferencia de paz en Ginebra. En un comunicado, la organización explicó que Yarba logró 65 votos frente su rival, el ex primer ministro Riyad Hiyab, que consiguió 52 en el proceso de elección, que se llevó a cabo anoche. Procedente de la provincia de Al Hasaka, en el norte de Siria, Yarba fue elegido por primera vez presidente de la CNFROS el pasado 6 de julio y dentro de la organización representa a la facción del histórico disidente Michel Kilo.

Asimismo, 40 miembros de la CNFROS dimitieron hoy por "diferencias internas", dijo a Efe una portavoz de la agrupación. La portavoz señaló en comunicación telefónica que los cuarenta que se han retirado pertenecen a varios grupos dentro de la CNFROS, entre los que se encuentra la corriente del dirigente opositor George Sabra, aunque rehusó dar nombres. La fuente explicó que algunas de las discrepancias han surgido tras el proceso de elección de Yarba, ya que hay voces que pedían más transparencia y no estaban de acuerdo con el resultado.

La portavoz negó que la retirada de los cuarenta miembros tenga que ver con la decisión que la alianza debe tomar en las próximas horas sobre su participación o no en la conferencia de paz de Ginebra, ya que las discusiones sobre este asunto no se abrirán hasta mañana.