Más de 30 rebeldes kurdos mueren en una operación turca en el norte de Irak

El presidente turco Erdogan anunció en un discurso en televisión la acción militar transfronteriza contra la retaguardia del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) que tuvo lugar en la ...
El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, aseguró en su discurso que continuarían las operaciones contra la guerrilla kurda del PKK
El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, aseguró en su discurso que continuarían las operaciones contra la guerrilla kurda del PKK (AFP)

Ankara

Mas de 30 combatientes kurdos murieron en una operación del ejército turco en el norte de Irak, donde se encuentra la retaguardia del Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK), anunció hoy el presidente turco Recep Tayyip Erdogan.

"Durante la noche llevamos a cabo una operación transfronteriza. Murieron más de 30 terroristas", dijo el presidente turco en un discurso en televisión.

A principios de septiembre, aviones de combate turcos habían bombardeado posiciones del PKK en varios lugares en el norte de Irak, en el marco de una campaña "antiterrorista" contra la rebelión kurda dentro y fuera de sus fronteras.

Los combatientes kurdos del PKK respondieron matando a decenas de policías y soldados en enfrentamientos y atentados casi diarios.

Dos policías acribillados

De otra parte, dos agentes de la Policía turca murieron anoche acribillados en la provincia sureña de Adana, en un ataque que las autoridades atribuyeron a la guerrilla kurda del Partido de los Trabajadores del Kurdistán.

"Según nuestras primeras informaciones, entendemos que la organización terrorista es responsable del ataque", indicó a los medios el gobernador de Adana, Mustafa Buyuk, refiriéndose al PKK.

Buyuk explicó que dos enmascarados montados en una motocicleta dispararon contra un coche policial y causaron la muerte a un agente en el acto y el otro falleció cuando era operado en el hospital.

La Policía lanzó inmediatamente una operación para localizar a los atacantes, que huyeron tras el atentado. La escalada de violencia entre el Estado turco y el PKK no ha dejado de crecer desde el fin de un alto el fuego a finales de julio, poniendo fin a una tregua informal vigente desde 2012. Unas 40 mil personas murieron desde el inicio en 1984 de la rebelión armada del PKK.

Desde finales de julio han muerto más de 130 miembros de las diferentes fuerzas de seguridad turcas en enfrentamientos y atentados con el PKK, mientras que el Ejército asegura haber matado a centenares de miembros de esa guerrilla kurda.

El PKK lanzó la rebelión para obtener un estado independiente kurdo, pero en los últimos años redujo sus exigencias y aspira a que las regiones kurdas de Turquía tengan mayor autonomía.