Se reanudan las evacuaciones de civiles en la ciudad siria de Homs

Más de 200 civiles pudieron abandonar hoy la ciudad sitiada, mientras en Ginebra las delegaciones del gobierno y de la oposición se reunieron con el mediador de la ONU Lajdar Brahimi.
Un hombre grita tras encontrar a un niño herido entre los restos de un edificio tras un bombardeo aéreo en Alepo
Un hombre grita tras encontrar a un niño herido entre los restos de un edificio tras un bombardeo aéreo en Alepo (AFP)

Damasco

La evacuación de civiles de zonas rebeldes de la ciudad siria de Homs asediadas desde hace 20 meses por el ejército se reanudó hoy mientras siguen en Ginebra las difíciles negociaciones entre el régimen y la oposición para encontrar una salida al conflicto. Más de 200 civiles fueron hoy evacuados, declaró a la AFP el gobernador de Homs, Talal Barazi. Según Barazi, "217 civiles fueron evacuados hoy del casco viejo de Homs. La operación se desarrolló bien y con fluidez", añadió.

Horas antes, el gobernador había anunciado que se había reanudado la operación de evacuación, suspendida el martes porque los representantes de la ONU y el gobernador no habían logrado ponerse de acuerdo sobre cuestiones "logísticas". En Ginebra, tras dos días de bloqueo, las delegaciones del gobierno y de la oposición se reunieron de nuevo hoy con el mediador de la ONU Lajdar Brahimi en el marco de la segunda ronda de negociaciones de paz. La oposición siria presentó hoy un documento sobre la transición política y el gobierno interino.

La delegación gubernamental no reaccionó ante tal documento, y se limitó a seguir hablando de lucha contra el "terrorismo". Para Luai Safi, portavoz de la delegación de oposición, hoy "no hubo debate sobre nada" con el régimen. El documento presentado por la oposición prevé una autoridad gubernamental de transición, un alto el fuego, la liberación de los prisioneros, el acceso en todas partes del país de la ayuda humanitaria, y la salida de combatientes extranjeros, de ambas partes. También prevé que la autoridad deberá preparar la elección de una asamblea constituyente, que elaborará una constitución sometida a referéndum.

El documento, de cuatro páginas en su versión inglesa, no dice una palabra sobre el presidente Bashar Al Asad, cuya salida del poder es exigida por la oposición. "Consideramos que es obvio que Asad y sus secuaces no tendrán ningún rol en la autoridad gubernamental de transición", explicó a la AFP Monzer Akbik, un consejero de la delegación opositora. Por su parte, Brahimi también se reunió con Guenadi Gatilov, el viceprimer ministro de Relaciones Exeriores de Rusia que, junto a Estados Unidos, apadrina esta conferencia de paz llamada Ginebra II.

El mediador de la ONU reconoció el martes que las negociaciones son "trabajosas" y un ministro del régimen sirio dijo que estaban "condenadas al fracaso". Las evacuaciones en Homs, acordadas en la primera ronda de negociaciones de enero, han puesto de relieve el precario estado de salud de los civiles, que desde que empezó el asedio del ejército en junio de 2012 no pueden acceder ni a medicamentos ni a comida. Desde el viernes, 1,417 hombres, mujeres y niños fueron evacuados, pero se desconoce el destino de cientos de hombres y jóvenes detenidos por las autoridades al salir de la ciudad.

Al menos hay 500 niños entre los civiles evacuados, según el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), y algunos estaban "frágiles y demacrados", dijo Tarek Hefnawy, un miembro de la organización, que les proporcionó suplementos nutritivos. Entre los evacuados también hay 336 hombres de más de 15 años y de menos de 55 que fueron detenidos para ser interrogados, dijo Melissa Fleming, portavoz del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

De estos, 111 fueron liberados pero el resto siguen en manos de las autoridades del régimen, según ACNUR. La evacuación fue posible gracias a un alto el fuego, roto en varias ocasiones, que entró en vigor el viernes y que luego fue extendido hasta hoy.