Sin rastros de dos fugados de cárcel de Nueva York hace 10 días

Mientras las operaciones de búsqueda de David Sweat y Richard Matt, ambos condenados por asesinato, siguen sin dar resultado, el gobernador de Nueva York promete dureza con aquellos que , como ...
Agentes policiales hacen guardia ante el centro correcional Clinton, en Dannemora, donde los dos asesinos cumplían condena hasta su fuga
Agentes policiales hacen guardia ante el centro correcional Clinton, en Dannemora, donde los dos asesinos cumplían condena hasta su fuga (AFP)

Nueva York

Dos condenados por homicidio que escaparon de la cárcel de la localidad de Dannemora, en Nueva York, diez días atrás permanecen en fuga, mientras surgen nuevos datos sobre su espectacular evasión. El gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, ordenó investigar "todos los factores" que permitieron el escape de David Sweat, de 35 años, y Richard Matt, de 49, ambos condenados por asesinato.

"Tenemos tolerancia cero para toda persona que haya ayudado o alentado a esos criminales, poco importa la gravedad de su participación: a todo individuo reconocido culpable de haber ayudado en esta evasión se le aplicará todo el peso de la ley", declaró el lunes el gobernador Cuomo.

Joyce Mitchell, de 51 años, quien trabajaba en la prisión de alta seguridad y fue acusada de haber ayudado a los fugitivos, compareció brevemente en una audiencia en la mañana del lunes, sin pronunciar palabra, luego de declararse "no culpable" la semana pasada.

La acusada habría suministrado a los detenidos, que eran vecinos de celda, hojas metálicas de sierra, dos pares de lentes con linternas y brocas, según dijo el fiscal local Andrew Wylie.

Pese al intenso rastrillaje llevado a cabo por centenas de policías locales y federales, así como por guardias forestales, apoyados por helicópteros, y a que se dispone de cerca de mil pistas, Sweat y Matt siguen sin ser hallados. "No sabemos si están en esta área o en México", admitió el domingo Cuomo.

"Capturar a esos asesinos y devolverlos a prisión sigue siendo nuestra prioridad absoluta, pero en primer lugar, es extremadamente importante examinar las circunstancias que permitieron a esos detenidos escapar", declaró el gobernador en un comunicado.

Cien mil dólares de recompensa

La cárcel de alta seguridad de Clinton en la que estaban detenidos, en la localidad de Dannemora, está situada a 37 km de la frontera canadiense. Los dos convictos se fugaron el 6 de junio al alba tras haber horadado las paredes de su célula y ganar la calle a través de los túneles de la red de saneamiento.

Joyce Mitchell, que habría sido seducida por Richard Matt, estaba al tanto de los planes de los fugitivos y debía encontrarse con ellos con un vehículo para conducirlos a un lugar ubicado a siete horas de distancia, pero a último momento se arrepintió porque "quería a su marido", dijo el lunes el fiscal Wylie a CNN.

Presa de una crisis de pánico, prefirió ir a un hospital. El fiscal se negó a confirmar versiones según las cuales ambos detenidos y Mitchell habrían planificado en principio asesinar al marido de la mujer.

Las operaciones de búsqueda de concentran en la cercana ciudad de Plattsburgh, donde compareció Mitchell acusada de "promover el contrabando en prisión" y de "asistencia criminal". Las autoridades ofrecieron una recompensa de cien mil dólares por información que permita el arresto de los convictos.

Richard Matt había sido condenado a una pena de 25 años de prisión por haber secuestrado, asesinado y desmembrado a su ex patrón en 1997. Tras el crimen se había fugado hacia México, donde mató a otro estadunidense.

David Sweat purgaba una pena de cadena perpetua sin posibilidad de liberación por haber asesinado a un comisario adjunto en 2002 en el estado de Nueva York.