Suben rascacielos de Moscú y colocan bandera ucraniana

Acusan de vandalismo a cuatro personas que subieron un rascacielos en Moscú y colocaron una bandera ucraniana. El presidente de Ucrania Petro Poroshenko celebró la acción.
Un grupo de personas sube rascacielos en Moscú y coloca bandera ucraniana.
Un grupo de personas sube rascacielos en Moscú y coloca bandera ucraniana. (Reuters)

Moscú, Rusia

Las cuatro personas que escalaron un rascacielos en Moscú este miércoles y ataron una bandera ucraniana a su punta fueron acusadas de vandalismo por la policía rusa y podrían enfrentar tres años de cárcel.

Los manifestantes también consiguieron pintar la mitad de una enorme estrella amarilla con pintura azul, de modo que luciera como los colores nacionales amarillo y azul de Ucrania.

Kiev afirma que Rusia, que anexó la península ucraniana de Crimea en marzo, está armando a separatistas rebeldes en el este de Ucrania. Moscú lo niega y afirma que Ucrania está persiguiendo a ciudadanos rusoparlantes.

El despliegue de la bandera ucraniana en Moscú fue recibida con beneplácito por el presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, quien se reunirá con su homólogo ruso Vladimir Putin en la capital de Bielorrusia, Minsk, el martes para discutir sobre la crisis junto a funcionarios de la Unión Europea.

"Me gusta mucho el hecho de que, en vísperas de celebrar a la bandera ucraniana, uno de los edificios más altos de Moscú haya sido pintado con nuestros colores", declaró Poroshenko a través de un video publicado en su página de Facebook.

"Felicito a estos ucranianos", agregó, con una sonrisa.

Después de que los cuatro manifestantes fueron arrestados, equipos de mantenimiento retiraron rápidamente la bandera desde el edificio que data de la era de Stalin y comenzaron a sacar la pintura azul.

Un funcionario de la oficina de relaciones públicas de la policía de Moscú dijo que los sospechosos eran dos hombres y dos mujeres.

Los detalles sobre las circunstancias del arresto no estaban disponibles de forma inmediata.

Sondeos de opinión muestran que la mayoría de los rusos respaldan completamente la política de Putin sobre Ucrania, aunque una minoría cree que está aislando a Rusia.