Rajoy se lo piensa mejor: admite ahora cambios "poco a poco"

El presidente del gobierno español, que se había negado a hacer reformas en el gobierno tras la debacle electoral del domingo, se desdijo tras enterarse de que algunos "barones" del Partido ...
El primer ministro español, Mariano Rajoy, llega al parlamento español para asistir a una sesión de control en el Senado
El primer ministro español, Mariano Rajoy, llega al parlamento español para asistir a una sesión de control en el Senado (AFP)

Madrid

El presidente del gobierno de España, Mariano Rajoy, se lo pensó mejor y hoy se desdijo al afirmar que tras la debacle electoral de su partido, el pasado domingo en las elecciones autonómicas y municipales, no descarta cambios en el conservador y gobernante Partido Popular (PP) o en el gobierno.

Eso sí, fiel a su costumbre, el político gallego adelantó que si estos cambios se producen “irán poco a poco” tomando las decisiones “más convenientes” para ir a las generales de final de año en la “mejor forma posible”.

Rajoy reaccionó así tras enterarse de que algunos “barones” (presidentes autonómicos)  del PP exigen cambios y renovación, al tiempo que anunciaron su retirada tras el batacazo electoral en el que el partido en el gobierno perdió 2.5 millones de votos, lo que provocará que dejé de gobernar en muchas comunidades autónomas y ayuntamientos del país.

“En cuanto al partido, lógicamente iremos poco a poco tomando las decisiones que creamos que son más oportunas y convenientes para poder presentarnos a las próximas elecciones generales de la mejor forma posible y para pedir a los españoles que vuelvan a darnos su confianza”, afirmó en el Congreso de los Diputados.

Rajoy señaló que hay “algunas personas” del partido que fueron candidatos que han anunciado que no se presentarán a los próximos congresos regionales. “Tras un resultado electoral que ellos no han considerado satisfactorio, han dicho que ellos no van a volver a presentarse más”, indicó, en alusión a Luisa Fernanda Rudi (Aaragón), Alberto Fabra(Valencia) o José Ramón Bauzá (Islas Baleares).

Al ser cuestionado sobre si va a hacer cambios como le reclaman algunos de sus “barones”, Rajoy respondió que “los cambios, sean en el partido o en el Gobierno, se anuncianuna vez que se han producido como es perfectamente entendible. Lo que tenga que decir en el futuro lo diré”.

El primer ministro español recordó que en las elecciones del pasado domingo el PP obtuvo el apoyo de seis millones de españoles. “Y estaremos a la altura de las circunstancias”, dijo.

Ahora, añadió Rajoy, se abre una etapa de constitución de las corporaciones locales y después de los parlamentos autonómicos, y “habrá que ver a qué pactos y acuerdos se llega en aquellos lugares en los que nadie tiene una mayoría”.

Por lo pronto, señaló, va a hacer “dos cosas”: cumplir con la responsabilidad que le encomendaron los españoles y “seguir gobernando y con las reformas hasta el final de la legislatura” con el objetivo de que eso siga produciendo “efectos cada vez mejores para el conjunto de la sociedad”.

En tanto, el PP anunció que ofrecerá los pactos para formación de gobiernos municipales y autonómicos a la formación centroderechista Ciudadanos y al Partido Socialista Obrero Español (PSOE), a fin de evitar que el izquierdista Podemos acceda a los ejecutivos.

La propuesta surgió de la candidata del PP a la alcaldía de Madrid, Esperanza Aguirre, que anunció su disposición a que incluso el PSOE gobierne con tal de impedir a Podemos formar gobierno, pero los socialistas ya respondieron que rechazan esa iniciativa.

Fuentes del PP confirmaron que se realizaran propuestas similares donde hay posibilidad de que los votos de las tres formaciones impidan gobiernos de Podemos, porque los populares lo consideran un partido antidemocrático que quiere cambiar el sistema político.

Elecciones, 22 o 29 de noviembre

En otra información, la prensa local dio a conocer que Mariano Rajoy baraja las fechas del próximo 22 o del 29 de noviembre para celebrar las elecciones generales.

En este sentido,el Gobierno trabaja calendario en mano con el Congreso y con el Senado para determinar qué tiempo se necesita para aprobar las reformas pendientes y poner fecha a la disolución de lasCortes, que debe producirse 54 días antes de la jornada electoral.

Si las elecciones se celebran el día 29 de noviembre, las Cortes se disolverán el día 6 de octubre y si la fecha elegida es el 22, la presente legislatura concluirá el 29 de septiembre.

También se conoció que el PP decidió tomar la iniciativa de cara a los pactos electorales en aquellos ayuntamientos donde es previsible que haya un acuerdo de izquierdas entre el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y Podemos, ofreciendo la posibilidad de entenderse con los socialistas para evitar que las listas apoyadas por Pablo Iglesias se hagan con el poder, según fuentes del partido conservador.