• Regístrate
Estás leyendo: Puigdemont, detenido; 90 heridos en protestas
Comparte esta noticia
Martes , 23.10.2018 / 07:39 Hoy

Puigdemont, detenido; 90 heridos en protestas

El arresto del ex presidente independentista catalán, al intentar cruzar la frontera con Dinamarca; 55 mil secesionistas toman las calles de Barcelona.

Publicidad
Publicidad

El ex presidente independentista catalán Carles Puigdemont, acusado de rebelión por la justicia española y objeto de una orden de detención europea, fue arrestado ayer en Alemania cuando cruzaba la frontera en coche desde Dinamarca.

Puigdemont “fue arrestado a las 11:19 por una patrulla de la policía de tráfico en Schleswig-Holstein”, un estado del norte de Alemania, indicó un portavoz de la policía alemana, que explicó que la detención se hizo en virtud de una euroorden.

“Me llamó esta mañana para decirme que había sido detenido en Alemania cerca de la frontera con Dinamarca”, declaró su abogado belga Paul Bekaert a la televisión catalana. “Venía de Finlandia donde había dado una conferencia a estudiantes. Será presentado ante un juez que decidirá, en 48 horas, si debe ser encarcelado o dejado en libertad condicional”, añadió el letrado.

La fiscalía alemana anunció poco después que Puigdemont comparecerá hoy ante el juez. Al conocerse la noticia de su detención, simpatizantes del ex presidente catalán salieron a participar en manifestaciones de protesta en Cataluña. Miles de ellos se congregaron en las Ramblas, célebre avenida del centro de Barcelona, a petición del grupo independentista radical y de extrema izquierda Comités de Defensa de la República.

La multitud, que enarbolaba banderas independentistas y pancartas donde se reclamaba la “libertad de los presos políticos”, se dirigió luego hasta la delegación de la Comisión Europea en Barcelona, donde gritó: “¡Esta Europa es una vergüenza!”. “Lo que nos están haciendo estos días es totalmente desmedido. Nos tratan como a criminales por querer la independencia. Ya no es cuestión de ideología sino de respeto a los derechos humanos”, dijo, llorando, Rosa Vela, una profesora de 60 años.

La marcha continuó después desde la delegación barcelonesa de la Comisión Europea hasta el consulado alemán, en el centro de la ciudad.

Cientos de los independentistas convocadas por los CDR, intentaron acercarse a la delegación del gobierno español, pero la policía catalana lo impidió.

Algunos manifestantes lanzaron botellas de cristal y vallas y empujaron contenedores hacia los agentes, que respondieron con porrazos e incluso disparos al aire. Cuando consiguieron dispersar la protesta, los disturbios se expandieron por otras calles en las que se formaron barricadas con contenedores quemados.

Mientras, 55 mil personas -según la policía municipal- convocadas por la organización independentista Asamblea Nacional Catalana desfilaron pacíficamente por el paseo de Gracia, una de las avenidas principales de Barcelona.

Nueve personas fueron detenidas en Barcelona por la policía regional catalana (Mossos d’Esquadra), por un delito de atentado a la autoridad durante la concentración, en la que también se registraron 98 heridos, según informó el servicio de emergencias sanitarias.

Asimismo, fuentes de los Mossos precisaron que esas personas han sido atendidas por lesiones de carácter leve producidas durante los incidentes en las protestas en Barcelona y en las provincias catalanas de Lérida y Tarragona.

Entre los 90 heridos de Barcelona, hay 13 agentes de la policía regional, a los que se suman otros siete manifestantes heridos en las protestas de la provincia de Lérida y otro en la de Tarragona, en todos los casos por contusiones de carácter leve.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.