Se puede ser “pecador”, pero no “corrupto”: Papa

Francisco aseguró en su homilía que quien dona a la Iglesia y roba al Estado es un falso cristiano.
Dice que los deshonestos viven en el espíritu de la mundanidad.
Dice que los deshonestos viven en el espíritu de la mundanidad. (Maurizio Brambatti/EFE)

Vaticano

El papa Francisco afirmó en la homilía de la tradicional misa matutina en la Casa Santa Marta, que se puede ser “pecador”, porque lo somos todos, “pero no corrupto”.

En la misa, de la que Radio Vaticano publicó algunos extractos, el papa argentino afirmó que quien dona a la Iglesia y roba al Estado es un falso cristiano, porque lleva una doble vida.

Jorge Bergoglio dedicó su homilía al perdón y aseguró que “Jesús, no se cansa de perdonar y nos aconseja hacer lo mismo con los demás”, pero puntualizó que lo peor es quien no se arrepiente de sus pecados.

“La doble vida de un cristiano es algo tan malo, tan malo...”,  dijo el papa, que citó a quien asegura que es “benefactor de la Iglesia católica, se rasca el bolsillo y da, pero con la otra mano roba al Estado, a los pobres.

“Esto es una injusticia. Esto es llevar una doble de vida, porque esa persona engaña. Esta es la diferencia entre el pecador y el corrupto, pues quien tiene una doble vida es un corrupto”, sentenció.

“Todos conocemos a alguien que se encuentre en esta situación y lo mal que hacen a la Iglesia. Cristianos corruptos, sacerdotes corruptos ...¡Qué grave es esto para la Iglesia, porque no viven en el espíritu del evangelio, sino en el de la mundanidad”, agregó.

El viernes, el Papa también arremetió en su homilía en Santa Marta contra “la diosa de la corrupción” al explicar que la dignidad viene del trabajo digno, del trabajo honesto y no de ese camino más fácil.