Sánchez intentará volver a dirigir a socialistas españoles

"No estoy muerto, aquí estoy", dijo Pedro Sánchez, ex titular del Partido Socialista Obrero Español, luego de la investidura del conservador Mariano Rajoy como presidente del gobierno.
El ex líder del Partido Socialista Obrero Español, Pedro Sánchez.
El ex líder del Partido Socialista Obrero Español, Pedro Sánchez. (Reuters)

Madrid

El ex jefe del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) Pedro Sánchez, desbancado por una rebelión interna a principios de octubre, anunció la noche del domingo que intentará volver a dirigir la formación, al tiempo que se pronunció por un acercamiento con Podemos.

TE RECOMENDAMOS: Peña felicita a Rajoy por ser reelecto presidente de España

"No estoy muerto, aquí estoy", lanzó Sánchez durante una entrevista en televisión al día siguiente de la investidura del conservador Mariano Rajoy como presidente del gobierno.

"Sí, tengo ganas, voluntad y fuerza de volver a hacerlo", dijo Sánchez al ser preguntado por la cadena La Sexta si se presentaría para dirigir el partido en el próximo congreso de la formación, en una fecha todavía por definir.

Sánchez, de 44 años, fue forzado a renunciar como secretario general del PSOE por una rebelión de miembros de su partido en desacuerdo con el veto que el líder mantenía a todo gobierno de Mariano Rajoy.

El dirigente conservador necesitaba una abstención de los socialistas, segunda fuerza política en el Parlamento, a falta de la mayoría absoluta de su Partido Popular (PP, conservadores).

Los dirigentes socialistas opuestos a Sánchez temían que el bloqueo condujera a terceras elecciones legislativas en menos de un año, en las que el partido podía perder aún más terreno, tras haber ido de derrota en derrota en las urnas.

Sánchez, quien renunció a su escaño en el Parlamento antes de la votación de investidura de Rajoy, precisó que consultará con los militantes del PSOE y si siente que tiene apoyo, "no faltaré a la cita" de unas primarias.

En esta primera entrevista ofrecida luego de haber perdido la jefatura del partido, Sánchez afirmó que su partido fue víctima de presiones de "medios económicos que a través de los medios de comunicación han intentado influir", y criticó abiertamente al diario de centro izquierda El País de haber ido en su contra.

"Los responsables de El País me dijeron claramente que (...) la línea editorial de El País no iba a facilitar un gobierno progresista liderado por el Partido Socialista", y con el acercamiento a otras fuerzas de izquierda como Podemos.

Sánchez también habló de sus errores, como por ejemplo el haber subestimado a Podemos, el partido de Pablo Iglesias, actual tercera fuerza política del país.

"Taché a Podemos de populista, allí me equivoque. No supe entender el movimiento que había detrás" de esa formación, indicó. "El PSOE tiene que mirar de tú a tú, trabajar codo a codo con Podemos", agregó.

jamj