Van 10 muertos por protestas contra Charlie Hebdo en Níger

Durante el segundo día de protestas en Níger contra las caricaturas del profeta Mahoma del semanario satírico francés murieron al menos cinco personas en la capital Niamey.

Níger, África

Al menos cinco personas murieron el sábado en protestas en Níger contra las caricaturas del profeta Mahoma del semanario satírico francés Charlie Hebdo, dijeron autoridades, lo que elevó a 10 el total de muertos en dos días de violencia en el país africano.

La policía lanzó gas lacrimógeno contra multitudes de jóvenes musulmanes que lanzaban piedras y que prendieron fuego a iglesias y saquearon locales comerciales en la capital de Níger, Niamey, después de que las autoridades prohibieron una reunión convocada por líderes islámicos.

Un cuartel de la policía fue atacado y al menos dos autos policiales fueron quemados.

"Ofendieron a nuestro profeta Mahoma, eso es lo que no nos gustó", comentó Amadou Abdoul Ouahab, que participó en las manifestaciones.

El presidente Mahamadou Issoufou dijo que los cinco fallecidos eran civiles y que cuatro de ellos perdieron la vida dentro de iglesias incendiadas o bares. Agregó que se abrirá una investigación y que los responsables por organizar la violencia serán castigados.

"Aquellos que saquean sitios y los profanan, aquellos que persiguen y matan a sus compatriotas cristianos o a extranjeros que viven en nuestro suelo, no han entendido nada del Islam", declaró Issoufou en declaraciones emitidas por televisión.

Sin embargo, el presidente agregó que comparte el enfado de los musulmanes que se sintieron ofendidos por las caricaturas del profeta Mahoma y que la libertad de expresión no debería significar libertad para insultar a las creencias religiosas.

Issoufou participó de una marcha en París el fin de semana pasado junto al presidente de Francia, François Hollande, tras un ataque armado en que murieron 12 personas en las oficinas de Charlie Hebdo, que había provocado la ira de muchos musulmanes al publicar caricaturas de Mahoma en el pasado.

El mandatario de Níger explicó que al unirse a la marcha del fin de semana pasado en París, había querido manifestar su oposición al terrorismo y no su respaldo al semanario mismo.

La calma había vuelto a las calles de Niamey el sábado por la tarde, pero una manifestación convocada para el domingo por grupos de la oposición podría reavivar las tensiones.

Las autoridades prohibieron el sábado la marcha, pero los líderes de la oposición dijeron que la realizarán de igual modo.

También se informó de manifestaciones en ciudades regionales, incluyendo a Maradi, a 600 kilómetros al este de Niamey, donde fueron quemadas dos iglesias.

En la ciudad oriental de Gouré fue quemada otra iglesia y una residencia del ministro de Relaciones Exteriores.

Los 17 millones de habitantes de Níger son casi todos musulmanes, aunque su Gobierno es secular.

La cifra de muertos en los enfrentamientos del viernes en la segunda mayor ciudad de Níger, Zinder, aumentó a cinco después de que servicios de emergencia descubrieron un cuerpo calcinado dentro de una iglesia católica.

Fuentes policiales habían confirmado anteriormente la muerte de un policía y tres civiles.

Manifestaciones pacíficas tuvieron lugar tras las oraciones del viernes en las capitales de Mali, Senegal y Mauritania, en África Occidental, y en Argelia, en el norte de África, todas ex colonias francesas.

En Argel, varios policías resultaron heridos en enfrentamientos con los manifestantes.