Protestas por alza a transporte en Brasil dejan 30 detenidos

Las manifestaciones por el aumento a la tarifa de autobús, tren y metro en Sao Paulo terminaron en enfrenamientos con la policía, que lanzó gas lacrimógeno para contener la protesta.

Sao Paulo

Violentos incidentes y más de 30 detenidos es el saldo parcial de una protesta contra el aumento de la tarifa del transporte público en Sao Paulo, en la que participaron unas 2 mil personas, según estimaciones de la Policía Militarizada.

Los manifestantes tomaron las calles céntricas de la ciudad para repudiar el aumento de los boletos de autobús, tren y metro, en un acto convocado por el Movimiento Pase Libre (MPL), el mismo que dio inicio, en 2013, a las multitudinarias protestas que sacudieron al país durante la Copa Confederaciones.

Según medios locales, durante la marcha de se produjeron enfrentamientos entre activistas del grupo Black Bloc y la policía, que reprimió con bombas de gas lacrimógeno.

De acuerdo con el portal "G1", del grupo Globo, al menos 32 personas fueron detenidas y varios cajeros electrónicos, agencias bancarias y concesionarias de automóviles fueron dañados por activistas encapuchados, que además bloquearon algunas calles con basura y otros objetos para impedir el paso de los patrulleros.

La policía informó que a raíz de los incidentes, dos estaciones de metro fueron cerradas.

El aumento de la tarifa del transporte público que dio lugar a la primera protesta callejera del año rige desde el martes, cuando el boleto subió de tres a 3,5 reales (de 1,15 a 1,30 dólares, aproximadamente).

En Río de Janeiro, varias centenas de personas se concentraron en el centro de la ciudad, también contra el incremento en el precio del boleto, pero hasta el momento no se registraron incidentes.