Protestan en Francia contra el racismo

La protesta fue promovida por asociaciones antirracistas y sindicatos, y de acuerdo con la Liga de Derechos Humanos (LDH), quieren dejar claro  que "ya es suficiente".
Protesta contra el racismo en Francia
Protesta contra el racismo en Francia (AFP)

París

París y otras ciudades de Francia fueron escenario hoy de una manifestación nacional contra el racismo para denunciar los recientes ataques a la ministra de Justicia, Christiane Taubira, las nuevas expulsiones de gitanos y el ascenso electoral del ultraderechista Frente Nacional (FN).

Los reiterados insultos a Taubira, la única persona de raza negra del Ejecutivo, estuvieron en la base de la convocatoria de la protesta promovida por asociaciones antirracistas y sindicatos, que quieren dejar claro, según la Liga de Derechos Humanos (LDH), que "ya es suficiente".

Las diferentes manifestaciones, que a su inicio a las 14:30 hora local (13:30 GMT) lograron reunir en todo el país a miles de personas, contaron con el apoyo de organizaciones sindicales como la CGT y de ONG como SOS Racisme o la Liga Internacional contra el Racismo y el Antisemitismo (Licra).

"Condenamos esta deriva racista, igual que los actos y las declaraciones que han permitido su maduración. No admitimos que a millones de personas se les niegue su naturaleza humana y ciudadanía, sea en razón de sus orígenes, de su situación social, cultura, religión...", indicaron los organizadores en la convocatoria.

Rechazaron que se designe a "chivos expiatorios como responsables de los males y como amenaza sobre el futuro" y destacaron que los ataques lanzados en concreto contra la ministra suponen una afrenta a todos los ciudadanos porque apuntan contra "el corazón del pacto republicano".

La titular de Justicia, responsable de la ley que autoriza el matrimonio homosexual, fue comparada recientemente con un mono en la página de Facebook de una candidata del FN.

Unos días más tarde y cuando los detractores del matrimonio entre personas del mismo sexo aprovecharon una visita de Taubira a la ciudad occidental de Angers para manifestarse, un grupo de niños, rodeados de adultos, blandió unos plátanos y gritó "Mona, cómete la banana".

"Los discursos de odio se han multiplicado en la esfera pública y en los medios. Favorecidas por el anonimato, la intolerancia y la xenofobia, ocupan masivamente internet y las redes sociales. ¡Reaccionemos!", señaló la Licra en otro llamamiento a esta protesta, que esperaba llenar las calles de las principales ciudades de Francia.