Netanyahu califica de "grave error" el acuerdo con Irán

"Irán va a recibir un camino seguro para tener armas nucleares. Muchas de las restricciones que se suponía se iban a evitar han sido levantadas", aseguró el primer ministro de Israel.
Bejamín Netanyahu, primer ministro de Israel
Bejamín Netanyahu, primer ministro de Israel (Reuters)

Jerusalén

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, calificó hoy el acuerdo nuclear alcanzado entre Irán y seis potencias occidentales como un "grave error de proporciones históricas" y aseguró que frenará las ambiciones nucleares de Teherán.

"Irán va a recibir un camino seguro para tener armas nucleares. Muchas de las restricciones que se suponía se iban a evitar han sido levantadas", aseguró Netanyahu al inicio de una reunión con el ministro de Relaciones Exteriores de Holanda, Bert Koenders en Jerusalén.

"Irán obtendrá un premio mayor, una bonanza en efectivo de cientos de miles de millones de dólares, lo que le permitirá continuar con sus agresiones en la región y en el mundo. Se trata de un grave error de proporciones históricas", reportó el diario Jerusalem Post.

Una de las estrategias de Netanyahu para bloquear el acuerdo será viajar a Washington para advertir a los congresistas estadunidenses sobre el peligro para la región en caso de que el Congreso apruebe el texto.

Los miembros del Congreso estadunidense tienen 60 días para revisar el acuerdo antes de la votación, y aún esperan que se les den los detalles sobre el mismo.

El acuerdo fue alcanzado este martes tras un esfuerzo diplomático de dos años en el cual los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas más Alemania pusieron fin a una crisis de 12 por el polémico programa nuclear de Irán.

El Plan de Acción Conjunto (JCPOA), permite a Irán retener gran parte de su infraestructura nuclear, y le otorga el derecho a enriquecer uranio en su propio territorio.

Pero también exige a Irán revertir parte de esa infraestructura durante los próximos diez ó 15 años y otorga al organismo de control nuclear de la ONU, la Agencia Internacional de Energía Atómica, supervisar el programa con inspecciones.

A cambio, los gobiernos de Reino Unido, Francia, Rusia, China, Estados Unidos y Alemania acordaron levantar todas las sanciones contra la República Islámica, una vez que Irán cumpla una serie de compromisos en materia nuclear.