Corea del Norte pudo haber reactivado programa nuclear: OIEA

Expertos del organismo han detectado actividad operacional en el reactor de Yongbyon, que tiene capacidad de producir plutonio, un material que sirve para bombas atómicas.

Vierna

El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) alertó hoy en Viena de que el programa nuclear de Corea del Norte, en cuyo marco se realizaron tres ensayos atómicos desde 2006, parece haberse relanzado tras un período de suspensión.

En un informe a los estados miembros del organismo, el director general del OIEA, Yukiya Amano, asegura que sus expertos -que desde 2009 no tienen acceso a Corea del Norte- han detectado actividad operacional en el reactor de Yongbyon, que tiene capacidad de producir plutonio, un material que sirve para bombas atómicas.

"Mediante análisis de imágenes de satélite, descargas de vapor y salidas de agua de refrigeración en el reactor de 5 MW, el organismo ha observado señales que son consistentes con el funcionamiento del reactor", señala el responsable de la agencia nuclear de la ONU.

Amano recuerda que en abril pasado, Corea del Norte había anunciado que iba a tomar medidas para "reajustar y reiniciar todas las instalaciones nucleares" en Yongbyon.

Eso incluiría la planta de enriquecimiento de uranio en Yongbyon, otro material que tiene aplicaciones en bombas atómicas.

Las actividades del reactor fueron suspendidas en el año 2007, dos años antes de la segunda prueba nuclear de 2009.

Desde abril de ese año, los inspectores del OIEA no tienen acceso a las instalaciones nucleares del aislado país comunista.

Por eso, el OIEA debe recurrir a imágenes por satélite para poder supervisar lo que sucede allí.

Según el organismo internacional, esa supervisión no es completa ni puede confirmar el objetivo de todas las actividades, aunque lo que se ha observado hasta ahora en Yongbyon es "más bien consistente con los anuncios de Corea del Norte".

Amano concluye que el programa norcoreano es "preocupante" y las afirmaciones de Pyongyang de que tiene "derecho" a realizar ensayos atómicos son "profundamente lamentables" y "una clara violación" de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU.