Profesor chino de Economía es sentenciado a cadena perpetua por separatismo

De acuerdo a la acusación, Ilham Tohti usó el sitio electrónico Uygur Online para difundir ideas separatistas, además de que engañó y coaccionó a jóvenes estudiantes para que trabajaran en ese ...

Pekín

El académico chino de la etnia Uygur, Ilham Tohti, fue sentenciado hoy a prisión de por vida, confiscación de sus bienes y pérdida de sus derechos políticos, tras ser encontrado culpable de actividades separatistas.

De acuerdo a la acusación, Tohti usó el sitio electrónico Uygur Online para difundir ideas separatistas, además de que engañó y coaccionó a jóvenes estudiantes para que trabajaran en ese sitio y construyó una organización criminal.

Tal organización escribía, editaba, traducía y reproducía artículos que pretendían la separación de China de la Región Autonóma Uygur de Xinjiang, indicó en su sentencia la corte intermedia de Urumqi, capital de Xinjiang.

Esos artículos también atacaban a los grupos étnicos chinos, así como a la religión, economía y política de planeación familiar, además de que incitaban al odio étnico al distorsionar las causas de las disputas que han ocurrido en Xinjiang y Beijing.

En sus materiales Tohti incitaba a otros uygures al uso de la violencia, además de que se coludió con grupos extranjeros para difundir a nivel mundial asuntos domésticos, señaló la agencia Xinhua al dar cuenta de la decisión judicial.

En tanto, la versión electrónica del South China Morning Post (SCMP) señaló que el ex profesor de Economía negó los cargos de separatismo durante las dos audiencias del juicio que inició el pasado miércoles.

Añadió de acuerdo a su abogado Li Fangping, que amaba a China y siempre ha pensado que está en el mejor interés de los uygures permanecer en China. Liu Xiaoyuan, otro de los defensores, dijo que Tohti apelará el veredicto.

Sophie Richardson, directora para China de Human Rights Watch, dijo que el ex profesor de la Universidad Minzu de Beijing, se había manifestado de manera consistente y sin ambigüedades por un diálogo pacífico y el mayor entendimiento entre las étnias y con el Estado chino.

El SCMP precisó que esta sentencia se registro en medio de una alza de la violencia antigubernamental en la región de Xianjiang, donde viven los uygures que profesan el islamismo, y de la cual han sido acusados grupos separatistas.

Los grupos defensores de los derechos humanos y activistas uygures afirman por su parte que las políticas chinas alimentan la discriminación contra los uygures por parte de la etnia Han, la mayoritaria en el país asiático.