• Regístrate
Estás leyendo: Pro rusos rechazan acuerdo alcanzado por Moscú y Kiev
Comparte esta noticia
Sábado , 26.05.2018 / 13:27 Hoy

Pro rusos rechazan acuerdo alcanzado por Moscú y Kiev

Separatistas atrincherados en la ciudad de Donetsk critican el pacto realizado entre Rusia, EU, Ucrania y la Unión Europea y niegan el paso de la candidata presidencial Yulia Timoshenko.

Publicidad
Publicidad

AFP

Los separatistas pro rusos del este de Ucrania rechazaron ayer el acuerdo concluido en Ginebra para intentar desactivar la crisis en la región, un nuevo desafío para el gobierno pro europeo de Kiev del que exigen la renuncia.

El presidente interino ucraniano, Olexandre Turchinov, y su primer ministro Arseni Iatseniuk, prometieron, en un intento de convencer a los separatistas, una importante descentralización y un "estatuto especial" para la lengua rusa.

Paralelamente, un portavoz del Kremlin confirmó ayer que Rusia tiene tropas desplegadas cerca de la frontera con Ucrania, en declaraciones a la televisión Rossia 1.

"Tenemos tropas en diferentes regiones, y hay tropas cerca de la frontera ucraniana. Algunas tienen base ahí, otras fueron enviadas como refuerzo a causa de la situación en Ucrania", declaró Dmitri Peskov.

Los jefes de la diplomacia ucraniana, rusa, estadunidense y europea cerraron el jueves un acuerdo en Ginebra para rebajar la tensión en el país, al borde del estallido tras la insurrección del este, que reclama su integración a Moscú o una "federalización" del país.

El acuerdo prevé el desarme de grupos armados ilegales y la evacuación de edificios ocupados, así como una amnistía para aquellos que entreguen las armas, excepto para los que hayan cometido asesinatos.

El texto estipula también que el proceso constitucional anunciado por el gobierno de transición será "transparente" e incluirá a todas las regiones ucranianas y a todas las entidades políticas.

Pero, atrincherados en la sede de la administración regional de Donetsk, ocupada desde el 6 de abril, los insurgentes rechazaron tajantemente el plan.

La ex premier Yulia Timoshenko, candidata a las elecciones presidenciales del 25 de mayo, viajó a Donetsk para reunirse con los rebeldes, pero éstos se negaron a recibirla.

"Si quiere puede venir a las barricadas, pero no se lo aconsejo", dijo Denis Pushilin, uno de los líderes separatistas.

A pesar del rechazo de los insurgentes, las autoridades de Kiev decidieron respetar su parte del acuerdo.

"El gobierno ucraniano está dispuesto a llevar a cabo una reforma constitucional de envergadura que dará amplios poderes a las regiones (...). Le damos un estatuto especial a la lengua rusa y garantizamos la protección de esa lengua", declaró Iatseniuk en un discurso a la nación conjunto con Turchinov.

"Queremos que se instale la concordia en Ucrania (...) El gobierno está dispuesto a modificar el código fiscal y presupuestario para darle recursos financieros a cada territorio ucraniano", añadió.

El acuerdo de Ginebra decepcionó también a los partidarios de la unidad de Ucrania.

"Estos acuerdos no hacen referencia a la integridad territorial de Ucrania, ni exigen que Rusia cese la ocupación de Crimea [...] ¿Los occidentales no se dan cuenta que [el presidente ruso, Vladímir] Putin es una amenaza para Europa y el mundo?", dijo en su blog Anatoli Gritsenko, ex ministro de Defensa y candidato a la elección presidencial del 25 de mayo.

El presidente estadunidense, Barack Obama, se mostró muy prudente sobre los acuerdos y advirtió que Washington y Bruselas podrían adoptar nuevas sanciones contra Moscú en el caso de que el acuerdo no funcionara.

Una amenaza "inaceptable", reaccionó ayer mismo el portavoz del Kremlin, quien estimó que Rusia no puede ser la única responsable del respeto del acuerdo alcanzado en Ginebra.

Advertencias

En una llamada al canciller ruso, Serguéi Lavrov, el secretario de Estado de EU, John Kerry, "dejó claro que los próximos días serían un periodo esencial para todas las partes para implementar" el acuerdo firmado en Ginebra.

La comunicación entre los diplomáticos tuvo lugar en momentos en que el acuerdo alcanzado entre EU, la UE, Rusia y Ucrania parece estar estancado por la oposición de los separatistas pro rusos.

"Vamos a observar de cerca a Rusia para ver si asume o no la responsabilidad que tiene de usar su considerable influencia para contener a las milicias irregulares", declaró por su parte Susan Rice, consejera de Barack Obama.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.