Birmania anuncia amnistía a todos los presos políticos

Las personas imputadas por asociación ilegítima, traición, sedición, reunión pacífica, daños al interés público, entre otros, podrán acogerse al programa. 

Bangkok

El Gobierno birmano anunció una amplia amnistía que permitirá la puesta en libertad de todos los disidentes, informó hoy la prensa estatal.

El perdón, anunciado en un comunicado publicado en la portada del diario oficial "New Light of Myanmar", fue firmado por el presidente birmano, Thein Sein, quien se había comprometido a liberar todos los presos políticos antes de que terminara el año.

La medida fue justificada para "contribuir a la estabilidad del estado, la paz duradera, la reconciliación nacional, y asegurar la inclusión en el proceso político por razones humanitarias y para permitir la participación en la construcción de la nación una vez reconocida la magnanimidad del estado".

La nota no aclara cuántos presos se beneficiarán de la amnistía pero indica que se podrán acoger a ella todos los encarcelados o imputados por violar siete controvertidas leyes que han sido utilizadas para perseguir a la oposición.

Esto incluye a los acusados por las leyes de asociación ilegítima, traición, sedición, reunión pacífica, la de salvaguarda del Estado del peligro de elementos subversivos, daños al interés público y la de emergencia.

"Todos los condenados serán perdonados. Todos los casos en juicio serán sobreseídos inmediatamente. Todas las investigaciones abiertas serán cerradas sin que lleven a nuevas acciones", indicó la nota de perdón.

La amnistía fue aprobada una semana después de que organizaciones como Amnistía Internacional urgieran a Thein Sein a cumplir su compromiso de liberar a todos los presos de conciencia en el país antes de que terminara el año.

Tras casi medio siglo gobernada por generales, Birmania inició en 2011 un proceso de reformas democráticas tras la disolución de la última junta militar y el traspaso del poder a un Gobierno civil afín comandado por Thein Sein, primer ministro en el régimen anterior.

Desde entonces, se han declarado varias amnistías de presos, se ha legalizado sindicatos y oposición, se ha iniciado la reforma de la economía hacia el libre mercado y se han entablado negociaciones con las guerrillas étnicas en armas.