Hallan en desierto de Mali avión "desintegrado"

Los restos de la aeronave fueron localizadas a 50 kilómetros al norte de la frontera de Burkina Faso; un destacamento militar francés fue enviado al lugar para garantizar la seguridad de la zona.
Un grupo de autoridades presidido por el Ministro de Transportes Amar Ghoul en el aeropuerto internacional Houari Boumediene.
Un grupo de autoridades presidido por el Ministro de Transportes Amar Ghoul en el aeropuerto internacional Houari Boumediene. (AFP)

Bamako

Un avión de Air Algérie que se estrelló el jueves por razones desconocidas con 116 personas a bordo cuando iba de Uagadugú a Argel fue localizado "desintegrado" en el norte de Malí.

"Acabamos de hallar el avión argelino. Los restos del aparato fueron localizados (...) a 50 km al norte de la frontera de Burkina Faso", en el norte de Malí, declaró el general burkinés Gilbert Diendiéré, tras una reunión de crisis en Uagadugú.

"El aparato fue claramente identificado a pesar de su estado desintegrado", confirmó la noche del jueves al viernes la Presidencia francesa, e indicó que "un destacamento militar francés fue enviado al lugar para garantizar la seguridad de la zona y recabar los primeros elementos de información".

El aparato, alquilado a la compañía española Swiftair, llevaba 110 pasajeros -51 de ellos franceses- y seis tripulantes de nacionalidad española.

El jefe de la diplomacia francesa, Laurent Fabius, indicó que la aeronave perdió contacto con las torres de control después de señalar que debía "salirse de su ruta por razones meteorológicas".

Un controlador aéreo en Malí confirmó que hubo "fuertes tormentas" durante la noche en la región.

"El avión estaba cerca de la frontera argelina cuando se pidió a la tripulación que desviara el rumbo porque había mala visibilidad y para evitar una colisión con otro avión" que volaba entre Argel y Bamako, dijo a la AFP una fuente de Air Algérie, que pidió el anonimato.

Durante una rueda de prensa en el Aeropuerto de Argel, el ministro argelino de Transportes, Amar Ghoul, dijo que los restos aparecieron en la región de Gao, donde "las investigaciones continúan". El ministro añadió que su gobierno envió a esa región de Mali a soldados argelinos para colaborar en las investigaciones.

Un trabajador humanitario en Mali que pidió no ser identificado dijo que su organización había recibido varias llamadas de residentes de los pueblos de Tessalit y Tinzawaten, en la región del noreste de Kidal, que dijeron haber escuchado una fuerte explosión. No estaba claro por el momento si tenía relación con el siniestro.

La zona donde se avistaron los restos es un área desértica enorme y escasamente poblada. Es bastión de los separatistas tuaregs, que se levantaron contra el Gobierno a principios de 2012, alimentando una revuelta islamista que durante poco tiempo tomó el control del norte de Mali.

El Gobierno de Mali, que mantiene conversaciones con los separatistas en la vecina Argelia, tiene una limitada presencia en la región y depende del contingente de paz de Francia y de la ONU para apoyo logístico y aéreo.

La fiscalía de París abrió una investigación preliminar por "homicidios involuntarios", un procedimiento sistemático en Francia cuando hay víctimas francesas, pero que no prejuzga la sospecha de un acto criminal. Dos aviones franceses de combate Mirage 2000 participaron en la búsqueda del avión siniestrado.

Unos mil militares franceses se encuentran desplegados en el norte de Mali, en el marco de la operación Barkhane emprendida con varios países africanos para combatir a los grupos armados yihadistas del Sahel. Air Algérie había anunciado la pérdida de contacto con el aparato 50 minutos después de que despegara de la capital de Burkina Faso.

"El avión desapareció en Gao, a 500 kilómetros de la frontera argelina. Hay víctimas de varias nacionalidades", declaró el primer ministro argelino, Abdelmalek Sellal. Según Air Algérie, entre los pasajeros y tripulantes había 50 franceses, 24 burkineses, ocho libaneses, seis argelinos, seis españoles, cinco canadienses, cuatro alemanes y dos luxemburgueses.

En Beirut, una fuente oficial había afirmado sin embargo que al menos 20 libaneses viajaban en el avión desaparecido. Según la página web de Air Algérie, la compañía realiza cuatro vuelos por semana hacia Uagadugú.